• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Aumentan casos de Diabetes tipo 2

Noticias para no alegrarse

Dos mil años antes de Cristo, papiros egipcios ya describían con precisión la diabetes mellitus. El médico Areteo de Capadocia escribió el primer tratado sobre la enfermedad, que significa “sifón de melaza”, porque la persona afectada por un lado bebe más agua y elimina más líquidos y por otra, la orina es de sabor de dulce melaza.

Sin embargo, esta enfermedad es, al parecer, mucho más antigua, ya que la primera referencia por escrito, que comúnmente se acepta, corresponde al papiro encontrado por el egiptólogo alemán George Ebers en 1873, cerca de las ruinas de Luxor, fechado hacia el 1500 antes de la era cristiana, este papiro se conserva hoy en la biblioteca de la Universidad de Lepzing (Alemania), es un rollo que al desarrollarlo mide 20 mts de largo por 25 cm.de ancho y en él está escrito todo lo que se sabía o se creía saber sobre medicina. Un párrafo está dedicado a la extraña enfermedad, a la que siglos después los griegos llamaron DIABETES.

Su autor fue un sacerdote del templo de Inmhotep, médico, y en su escrito nos habla de enfermos que adelgazan, tienen hambre continuamente, que orinan en abundancia y se sienten atormentados por una enorme sed. Sin duda, está describiendo los síntomas más graves de la Diabetes infarto-juvenil.

Diez siglos después es encontrada en la India otra referencia, en el libro de AyurVeda Suruta (Veda significa ciencia) se describe una extraña enfermedad, propia de las personas pudientes, de obesos, de personas que comen mucho dulce y arroz cuya característica más peculiar es que su orina tiene olor dulce, por lo que la llamaron “MADHUMEHA”(orina de miel), se explica que esta enfermedad habitualmente afectaba a varios miembros dentro de una misma familia.

Por ser esta una enfermedad que tiene tanto tiempo en la historia de la humanidad, el 14 de noviembre se decretó como Día Mundial de la Diabetes, para luchar y prevenir este mal.

¿Y qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica de primera importancia en todo el mundo en materia de atención sanitaria pública por su severidad, variedad de complicaciones e impacto económico para el individuo y los sistemas de salud.

El Dr. Iván Darío Sierra Ariza, Presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), señaló que  durante las últimos 3 décadas la diabetes se incrementó de manera dramática en el mundo. En el año 2000 había alrededor de 150 millones de personas con diabetes.  Actualmente, según las cifras más recientes de la Federación Internacional de Diabetes, (IDF) 366 millones de personas viven con la enfermedad. Según la ALAD, el aumento es mayor a lo esperado y en 10 años podría llegar a duplicarse.

La causa de esta enfermedad continúa siendo un misterio, aunque se conoce que los factores genéticos y medioambientales, así como la obesidad y la falta de ejercicio, desempeñan roles importantes.

Por eso es vital analizar  los  hábitos alimenticios y la cantidad de actividad física que se realiza con el propósito de mantener una balance y establecer un estilo de vida activo y saludable.

Aclarando Mitos y causas

Existen tres principales variedades de diabetes: tipo 1, tipo 2 y gestacional. La Federación Internacional de Diabetes (IDF) advierte que el 90% de los casos de diabetes pertenece a la variedad tipo 2 (DM2). Esta forma de diabetes se desarrolla lentamente con el tiempo y ocurre cuando el organismo no produce suficiente insulina o las células la ignoran. En Latinoamérica el 95% de los pacientes con diabetes son tipo 2.

Son muchos los mitos que existen con respecto a  las causas de la DM2. Por ejemplo, erróneamente se cree que el consumo de azúcar causa diabetes. Sin embargo, según el Dr. Sierra, esto es falso porque  ningún alimento o grupo alimenticio en particular  causa diabetes.

El doctor Sierra indica que para que una persona desarrolle diabetes debe tener algunas precondiciones genéticas y menciona que “no le da diabetes al que quiere sino al que puede”, por lo que dos personas pueden tener la misma dieta, pero solo una de ella desarrolla diabetes.

Explicó que, una vez con diabetes, el paciente debe controlar su consumo de azúcar y alimentos ricos en ella, el consumirla eleva rápidamente  el nivel de glucosa en la sangre.

Además menciona que  es la hiperglucemia crónica (aumento constante del azúcar en la sangre), que  daña gravemente órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

Diabetes: Cuarta causa de muerte en Venezuela

En dos años, la diabetes mellitus pasó de ser la sexta causa a la cuarta razón de muerte en el país, de acuerdo con cifras del ministerio de la Salud (MPPS), señaló José Ángel Cobas, médico promotor del programa Buen Vivir para el Diabético en el estado Miranda.

Este incremento se debe a la recurrencia de malos hábitos alimentarios, sobrepeso, poca actividad física, estrés y factores hereditarios. Recordó que, según cifras de la Organización Panamericana de la Salud, alrededor de 5,1% de la población es diabética. “Hay mucho sobrepeso en la población. Cuando vas a un juego deportivo lo primero que anuncian es la comida chatarra”, dijo.

Más de 34 mil 600 pacientes han sido atendidos desde el 2008 como parte del Programa Endocrino Metabólico Buen Vivir para el Diabético que lleva a cabo el Ministerio, y según explicó Cobas, el programa es efectuado en 15 estados y en más de 42 centros de salud del país de manera gratuita. Entre las atenciones están la entrega de glucómetros (aparatos para medir la insulina), consultas para el control metabólico y la curación de complicaciones como el pie diabético, indicó.

Como parte de la conmemoración de la Semana de la Diabetes, desde el lunes 14 al viernes 18 de noviembre del 2011 se fectuó una campaña de pesquisa de retinopatía congénita (complicación de la diabetes), a través de las coordinaciones regionales del Programa Endocrino-Metabólico. En la Gran Caracas el programa se efectúo en el Hospital Militar Carlos Arvelo, la Clínica Popular de El Valle, hospitales General Simón Bolívar de Ocumare del Tuy, Victorino Santaella en Los Teques y General Guarenas- Guatire (estado Miranda).

El sobrepeso y la edad como factor de riesgo

El sobrepeso es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2, ya que las cifras indican que el 80% de los pacientes con diabetes tiene sobrepeso u obesidad y menciona que el sobrepeso empeora la resistencia a la insulina.

Algunos grupos también corren más riesgos que otros de desarrollar DM2, entre ellos los adultos mayores. Sin embargo, según el Dr. Sierra, el incremento es especialmente notorio en la población adolescente y en la adultez temprana, al punto que la tradicional asociación: Diabetes tipo 1 (niños y adolescentes); Diabetes tipo 2 (población adulta) ha comenzado a desdibujarse.

Pero existen otras complicaciones, ya que si una persona es diabetico o tiene obeso, cuando se es mayor de 60 años de edad, puede producirse un aumento significativo en el riesgo de desarrollar cáncer de mama, de acuerdo un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia.

Presentado en el Congreso de Cáncer de Mama de San Antonio (EE.UU.), la investigación arrojó que el uso de un medicamento para la diabetes -metformina- se relacionaba con una menor tasa de cualquier tipo de cáncer, mientras que otro – insulina glargina- se asoció con un mayor riesgo de cáncer en general.

Los autores del estudio evaluaron los registros de salud de una región de 1,5 millones de personas que viven en el suroeste de Suecia para proporcionar una imagen completa del riesgo de cáncer. En total, se analizó  a 2.724 pacientes 10 años antes de que desarrollaran cáncer y 20.542 pacientes que no desarrollaron la enfermedad.

“El trabajo muestra que la diabetes y la obesidad en mujeres mayores de 60 años aumenta significativamente del riesgo de cáncer de mama”, señaló Hakan Olsson. A su juicio, esta información puede ser muy útil para las mujeres que quieren conocer sus riesgos con el fin de tomar medidas preventivas.

La enfermedad, de acuerdo al asesor científico de la Asociación de Diabetes del Estado Carabobo, Wilmer Colina Pineda,  se controla mediante el aprendizaje confiable, basado en evidencia, ya que se trata de una condición que se vuelve enfermedad tras muchos años de descontrol metabólico. Dicha condición se caracteriza por la pérdida del “automático” que controla los niveles de glucosa, azúcar en la sangre, y los lípidos, las grasas circulantes.

La Asociación de Diabetes de Carabobo realiza una serie de reuniones para los pacientes diabéticos y sus familiares, de forma gratuita, los primeros domingos de cada mes en la sede del Colegio de Médicos del Estado Carabobo, ubicado en la avenida Los Colegios Urbanización Guaparo, donde además existe el servicio de venta de medicamentos en un horario de ocho de la mañana a dos de la tarde.

El propósito es prevenir con educación confiable las complicaciones que pueda traer la diabetes, lo cual ayuda definitivamente como lo indican los estudios multicéntricos de varios países y la experiencia médica cuando indican que la persona con diabetes que se aprende a controlar, tiene menos o ninguna posibilidad de complicación, dijo Colina.

También existen agrupaciones y clubes adscritos a las distintas consultas de diabetes localizadas en nuestros hospitales, centros ambulatorios y medicaturas.

El tratamiento es un trabajo en equipo

Los pacientes con DM2 deben ser tratados por un médico entrenado para atender diabetes y deben estar sometidos a un estricto control, para prevenir o retrasar la aparición de complicaciones crónicas como retinopatía diabética (la causa más importante de ceguera adquirida), nefropatía diabética (causa enfermedad renal crónica terminal) e infarto agudo de miocardio (2 veces más frecuente en el hombre con diabetes y 4 veces más frecuente en la mujer con diabetes), entre otros padecimientos.

Un buen control se logra con una buena disciplina del paciente, su familia y los médicos a cargo de su tratamiento y se basa en 3 pilares fundamentes: plan de alimentación, actividad física y medicamentos (si es necesario, pastillas o insulina).

La participación de una nutricionista-dietista en el equipo del tratante es fundamental para que el paciente logre bajar de peso y mejore su estilo de vida. Aunque se deben hacer algunos cambios en lo que come y la cantidad que come, el paciente tiene la posibilidad de elegir su dieta. Con algo de planificación, incluso podrá incluir sus alimentos favoritos.

Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA), una dieta saludable para un diabético significa comer diferentes alimentos; entre ellos, verduras, granos integrales, frutas, lácteos sin grasa, grasas saludables y carnes magras (sin grasa)   El paciente puede beber agua, gaseosas dietéticas e infusiones como café y té, sin adición de azúcar. También indica que pueden utilizar sustitutos de azúcar (edulcorantes no calóricos) que se caracterizan por no aportar calorías. Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA), los sustitutos del azúcar aprobados por la FDA son  el acesulfame potasio, el aspartame, la sacarina, la sucralosa y el neotame.

El médico correspondiente será el encargado de explicar cómo llevar a cabo la alimentación, pues en cada receta se debe tener en cuenta las calorías, las proteínas, las grasas, los carbohidratos, la fibra y las unidades de carbohidratos y pan que se está ingiriendo, para sumarla a la del resto de recetas que se toman a lo largo del día, con el fin de no pasarse de las cantidades estipuladas.

La actividad física también es importante para mantener la diabetes bajo control.  El Dr. Sierra indica que la prescripción que realiza el médico es la meta a la que debe llegar el paciente, pero se debe alcanzar de manera gradual y progresiva, a un ritmo racional. Además, recomienda que cada sesión de ejercicio dure al menos 30 minutos y que se realice  por lo menos  veces por semana en días alternos.

Las personas que están en riesgo de diabetes pueden prevenir esta enfermedad mejorando sus hábitos alimenticios y de actividad física. La Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) indica que un tratamiento eficaz para prevenir la diabetes consiste en bajar de peso (5-10 por ciento del peso total) mediante una alimentación balanceada completa en porciones de los diferentes grupos de alimentos y adecuada para las condiciones físicas de cada persona, así como el ejercicio moderado, por ejemplo, caminar 30 minutos por día, 4 días a la semana en días alternos.

Buenas noticias:

El perro sigue siendo el mejor amigo del hombre

incluso para detectar bajas de azúcar

El Instituto de Investigación Biomédica Agust Pi y Sunyer (Idibaps) del Hospital Clínic y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), en España, trabajan en un proyecto innovador que consiste en adiestrar a perros para detectar la baja de glucosa en pacientes con diabetes.

El director de Idibaps y del proyecto, Ramón Gomis ha explicado que la iniciativa surgió de una observación en Inglaterra, ya que personas con diabetes que convivían con perros diagnosticaban un cambio del comportamiento del animal antes de la baja de azúcar. Frente a estas suposiciones, investigadores británicos iniciaron sus primeros estudios y comprobaron que los perros podían alertar de bajos niveles de glucosa por el cambio de olor corporal que se produce en ese momento.

De esta forma, los perros ingleses lograron detectar el 75% de los casos de hipoglucemia. Ahora, el equipo de Gomis y la UAB se ha propuesto adiestrar a los perros para que detecten el 100% de los casos. El proyecto ‘Amicus Canis’ se halla todavía en una fase inicial en el que sólo dicta como requisito del animal que éste tenga más de un año y se pueda considerar adulto.

Además, en una segunda fase los investigadores se proponen desarrollar una herramienta tecnológica para advertir a las personas antes de que tengan una baja de azúcar y puedan actuar a tiempo y, de esta manera, reducir la angustia, el miedo y mejorar la calidad de vida, tanto del paciente como de sus familiares. Según Gomis, este proyecto está construido en dos bloques. El primero consiste en saber qué es lo que realmente huele el perro y educarlo para que detecte el 100% de los casos; el segundo bloque consiste en desarrollar una herramienta tecnológica de advertencia para los diabéticos.

El estricto cumplimiento de la dieta y el tratamiento, así como la prevención ante los factores de riesgo, es la única manera de controlar esta enfermedad, que no tiene cura, y alejar de la sociedda el incremento de las cifras de muertes por esta causa, o esa es, mi Visión Particular.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 636 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: