Escuchar consejos ayuda también a prevenir infartos


PhotobucketMaría Verónica Auad (53) tenía un agitado ritmo de vida. En su día a día compatibilizaba sus roles de empresaria, madre de seis hijos y gerente general de una imprenta.  A la tensión que le provocaba esto, se le sumaba una dieta desbalanceada y el consumo excesivo de cigarrillos. Verónica asegura que “fumaba hasta una cajetilla diaria, no almorzaba y comía una barra grande de chocolate todas las tardes”. Esto terminó por pasarle la cuenta.

Un viernes estaba en la imprenta y me empecé a sentir mal. Me dieron ganas de vomitar. De pronto me desmayé. Me desperté a los minutos y me llevaron al Hospital Clínico de la UC. Iba camino para allá y me volví a desvanecer. Ahí vendría lo peor. Sufrí una muerte súbita. Verónica llegó al Hospital Clínico UC inconsciente, sin pulso y sin respirar.

Estaba con un paro cardio-respiratorio. Ahí le hicieron el procedimiento de reanimación, que tuvo una respuesta exitosa. Luego le realizaron una angioplastía. Paralelo a esto sufrió tres paros más.  El martes desperté en la Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI). No recordaba nada. Me dieron de alta luego de estar 10 días internada. El trabajo de la doctora Mónica Acevedo, cardióloga de Red Salud UC, fue fundamental. Siempre muy preocupada y cercana.

Testimonio aparecido en redsalud.uc.cl.

Los dos videos y la historia anterior son casos reales de personas que han sufrido un infarto y, afortunadamente, vivieron para contar su experiencia.Photobucket

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado que  en el año 2004 murieron 17,3 millones de personas debido a enfermedades cardiovasculares. Además, prevén que esta cifra aumente a 23,6 millones de muertes anuales para  2030, sobre todo por cardiopatías y AVC, que seguirán siendo la principal causa de muerte.  Sin embargo, estas enfermedades se pueden evitar con una alimentación balanceada, realizando actividad física constante y eliminando el consumo de tabaco.Photobucket

Según datos ofrecidos durante el Congreso Mundial de Cardiología 2008, que se celebró en Buenos Aires, “las enfermedades cardiovasculares originan, en la actualidad, el 31 por ciento de las muertes en Latinoamérica. De hecho, las estadísticas indican que 20.7 millones de personas morirán por esta causa durante la primera década del siglo XXI, solamente en América Latina”. En esta reunión de médicos  se mencionó que México, Argentina, Venezuela y Brasil son países donde la hipertensión se ubica entre los cinco principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV), junto con el consumo de alcohol, la obesidad, el tabaquismo y el colesterol.Photobucket

De acuerdo al material suministrado por Proa Comunicaciones Integradas, la doctora Liliana Cárdenas, cardióloga y catedrática de la Universidad Católica de Ecuador, habría señalado que “la enfermedad cardíaca coronaria es la forma más frecuente de todos los padecimientos cardiacos y ésta es producida por la enfermedad ateroesclerótica: la formación de depósitos de grasa en las paredes internas de los vasos que envían sangre al corazón o al cerebro, con ello los vasos se vuelven más estrechos y menos flexibles. Al estrecharse los vasos, es más probable que se formen coágulos sanguíneos que pueden obstruirlos con mayor facilidad, que afectarían  el flujo de sangre hacia el corazón y el cerebro, y provocan infartos y accidentes cerebro-vasculares”.Photobucket

La Organización Mundial de la salud en su página web expone que se consideran enfermedades cardiovasculares (ECV)

  • La cardiopatía coronaria – enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (miocardio);

  • Photobucket

    Las enfermedades cerebrovasculares – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro;

  • Las arteriopatías periféricas – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores;

  • La cardiopatía reumática – lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos;

  • Las cardiopatías congénitas – malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento; y

  • Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares – coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Hombres y mujeres presentan diferencias

PhotobucketLa Doctora, basada en un estudio científico publicado en la edición de enero de 2012 de la revista The New England Journal of Medicine, mencionó: “Las mujeres tenemos hormonas femeninas (estrógenos) como factor protector, es por esto que la probabilidad de sufrir un infarto en hombres jóvenes es mucho más alta que en mujePhotobucketres de la misma edad. Cuando las mujeres se encuentran en la menopausia pierden esta “protección” y la incidencia de infartos iguala a los hombres a partir de los 65 años de edad”.

Las señales típicas de un infarto en un hombre son el dolor de pecho o sensación de opresión que suele expandirse al hombro y brazo izquierdo. Otras formas menos frecuentes son sensación de ardor o quemazón en el tórax, dolor en el cuello, mandíbula, brazo e inclusive en la boca del estómago. El dolor de origen coronario suele estar acompañado de falta de aire, nauseas, vómito, palidez y sudoración fría.

En el caso de las mujeres, los síntomas no son “típicos”. Las mujeres sienten más malestar torácico o más falta de aire que dolor opresivo.

¿Qué hacer para reducir los riesgos de sufrir una  enfermedad cardiovascular?

La OMS señala en su página web que al menos “un 80% de las muertes prematuras por cardiopatía y AVC podrían evitarse con una dieta saludable, actividad física regular y abandono del consumo de tabaco”.

Consideran que es posible reducir este  riesgo si se realizan actividades físicas de manera regular; evitando la inhalación activa o pasiva de humo de tabaco; consumiendo una dieta rica en frutas y verduras; sin alimentos con muchas grasas, azúcares y sal, y manteniendo un peso corporal saludable.

También destacan que existen medicamentos eficaces y baratos para tratar la  totalidad de las ECV.Photobucket

Ahondando en este tema, la doctora Cárdenas habría señalado que un “plan alimentario equilibrado proporcionará una cantidad apropiada de nutrientes que el cuerpo necesita como el calcio (leche, queso), hierro (frutas deshidratadas, carne roja, salmón), acido fólico (jugos cítricos, garbanzos, lentejas) y vitaminas (existen 13 vitaminas esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo, entre ellas la vitamina A, presente en frutas y lácteos, y la vitamina D, presente en pescado y cereales)”.Photobucket

Por su parte, la Asociación Americana del Corazón recomienda el ejercicio para mantener una buena salud cardiaca. “Bastan 30 minutos al día para cumplir el tiempo recomendado como ideal, pero algo es mejor que nada.  Camine siempre que pueda: alrededor del parque, del automóvil a la oficina, en sPhotobucketu vecindario, 10 o 15 minutos a la vez hasta llegar a la media hora (cinco días a la semana para obtener el máximo de beneficios)”.

“Lo mínimo recomendable es realizar actividad física de moderada intensidad (caminar a paso rápido, trotar, andar en bicicleta, bailar) durante 30 minutos por lo menos 5 veces a la semana. Lo más importante es que la actividad física que se elija sea del agrado de la persona para que se convierta en una rutina. Realizar actividad física también es necesario para la salud mental: disminuye el estrés y ansiedad, otros factores de riesgo coronario”, agregó la doctora Cárdenas.

Mientras más lejos del tabaco mejor

Photobucket

El estudio TABARCA, elaborado por 42 hospitales de España,  analizó la influencia del tabaco en las complicaciones cardiovasculares de pacientes que ingresan en un hospital por un síndrome coronario agudo.

Se analizó a 825 pacientes, de los cuales el 50% eran fumadores y el otro 50% no lo eran. Tras analizar todos los ingresos, se observó que el infarto sufrido entre los pacientes que eran fumadores ocurría con una edad media 12 años inferior a la de los pacientes que no consumían tabaco, según reseñaron medios de comunicación en el 2011.

“Una vez más, se ha demostrado el peligro que deriva del hábito tabáquico, ya que el estudio TABARCA no sólo ha reflejado una mayor juventud entre las personas que fuman y que sufren un infarto, sino que también el pronóstico a un año de estas personas es más desfavorable que el de las personas que padecen un síndrome coronario agudo pero que no fuman” destacó la doctora Pilar Mazón, presidenta de la Sección de Hipertensión Arterial de la SEC, de acuerdo a http://www.dmedicina.com.Photobucket

La recomendación de la doctora Cárdenas es que si una persona consume tabaco, debe abandonar el hábito cuanto antes, porque de esta manera se está ayudando a bajar los riesgos de un infarto o accidente cardiovascular.  “Es importante conocer los factores de riesgo y  síntomas de las enfermedades cardiovasculares. De esta manera, podrá actuar a tiempo para salvar su vida, la de un familiar o un amigo. Prevenir estas enfermedades es posible, el secreto está en adquirir hábitos de vida saludable”.

Venezolanos también mueren por enfermedades cardiovasculares

Photobucket

Ya se mencionó que nuestro país está entre las naciones  donde la hipertensión es un alto factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, y pasando a las cifras,  en el el año 2004, se reportaron en todo el país  24.281 muertes por enfermedades cardiovasculares, que representan un porcentaje de 21,9% y una tasa de mortalidad de 138,4 por 100.000 habitantes.

“En el país y al año se registran más de 24.000 muertes que ocurren por enfermedades del corazón, de esa cifra el 58% de los casos son por infartos”, expresó Marlon Villalobos, miembro de la Sociedad Venezolana de Cardiología, citado por el diario Panorama en una entrevista del 01/05/2006.

Precisó que un promedio entre 80.000 a 100.000 casos atendidos por infartos se registran en cada uno de los centros hospitalarios, públicos y privados del país.

“Nuestros estudios revelan que 66,3 personas fallecen al día por una enfermedad cardiovascular, en todo el país. Según el Anuario de Mortalidad del Ministerio de Salud señala que el 56% de las muertes son en hombres, mientras que un 44% de los casos corresponden a las mujeres”, dijo Villalobos.Photobucket

Las recomendaciones de médicos, nutricionistas y especialistas en el tema de la prevención de infartos señalan las mismas recomendaciones, que nunca están de más recordar: Practicar actividades físicas, entre estas la natación es recomendad porque es un deporte aeróbico que trabaja bien la parte cardiovascular y la respiración.  Consumir más frutas, granos, carnes blancas y pescados, por lo menos tres veces a la semana.

Todo depende de nosotros y no debemos esperar que nos suceda como a las personas del inicio, porque ellos pudieron vivir para contarlo, no sabemos si nosotros tendremos la misma suerte, o esa es mi Visión Particular.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 521 seguidores

%d personas les gusta esto: