• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Reincidencias contra los periodistas

         

Reiterar que la violencia generada por este Gobierno en contra de los periodistas sigue de manifiesto, es como decir que el sol sale todos los días, es algo obvio y de uso común. Sin embargo, esa situación no debe ser vista como una costumbre, muy por el contrario, hay que denunciar los ataques contra los periodistas, vengan de donde vengan.

           Estoy claro en que el gobierno es el principal promotor de los ataques contra los periodistas y los medios de comunicación, pero no es menos cierto, que esa violencia “institucional” lleva a que la de otra banda también se actúe contra los comunicadores sociales, algo que por principio de gremio, aunque muchos saben que yo soy lo menos gremialista que hay,  se debe rechazar.

           Las recientes declaraciones del embajador venezolano en España, Isaías Rodríguez, quien no hay que olvidar fue Fiscal, lo que diría que es imparcial, pero tampoco se puede olvidar que fue vicepresidente de la República, lo que mata cualquier objetividad frente al Gobierno, sirven para poner en el tapete la discusión bizantina, por lo vieja, del poder criticando al poder.

            Rodríguez dijo que a Guillermo Zuloaga, presidente de Globovisión, se le acusa por ser usurero, no por tener un medio de comunicación, que cosa extraña, es una piedra en el zapato; mientras por otra  parte se interviene al Banco Federal, a puertas cerradas, afectando a miles de ahorristas, como una medida contra Nelson Mezerhane, quien por esas cosas de la vida, también es accionista principal de Globovisión. En ambos casos, se alega que son malos empresarios que se burlan del “pobre y sufrido” pueblo, pero que  en ningún caso tiene que ver con el canal de televisión.

           Se pregunta uno: ¿Si las decisiones contra ambos empresarios fuera por Globovisión, lo habrían dicho?

            El relator para la Libertad de Expresión de la ONU Frank La Rue dijo que llama la atención que al presidente de Globovisión; Guillero Zuloaga,  se le realizará inicialmente un proceso por declaraciones que dio durante una reunión de la SIP. Aunque señaló que la orden de detención tiene que ver con otras imputaciones, dijo que preocupa que s vinculen todos los hechos. La Rue señaló que no se debe criminalizar el disenso. El relator pidió a la justicia venezolana que investigue a la brevedad los hechos y que no se detenga a Guillermo Zuloaga.

            Hasta aquí se ven unas acciones contra los dueños de un medio que ha destapado ollas de corrupción en el seno del ejecutivo nacional, y que permanentemente pone el dedo en la llaga de la ineficiencia oficial.

           Sin embargo, y es lo más lamentable,  el Gobierno ha levantado casos y solicitado investigar a periodistas que han denunciado irregularidades: Francisco Pérez, de El Carabobeño, quien fue inhabilitado profesional y políticamente, además de sentenciado a casi 4 años de prisión y, encima, a pagar una multa de casi 80.000 bolívares por “difamación e injuria” contra el alcalde de Valencia, Edgardo Parra (PSUV).  Carmen de Finol y Yunior Lugo, de La Mañana, fueron llamados a declarar en el Consejo Legislativo de Falcón por denunciar alimentos de Pdval en un basurero. En Barinas investigan a Tarquino González y Walter Obregón por informar sobre 40.000 kilos de carne presuntamente dañada en el Frigorífico Industrial.

                                             

Carlos Correa, director de Espacio Público, destacó que “Esta vez se usan mecanismos judiciales para acallar a los periodistas”. “Cuando pasamos a esta fase, el Estado y las instituciones públicas concurren para conculcar la libertad de expresión”.

              Francisco  Pérez fue acusado por el alcalde de Valencia, Edgardo Parra porque reveló en su columna de opinión que tiene a familiares en la nómina oficial. “… se quiere la cabeza del burgomaestre, bajo la acusación de haber endosado todo su poder y representación a su hijo Edgardo y a su propia esposa Emilia, que serían los que pagan y se dan el vuelto en la alcaldía”, escribió Pérez el 30 de marzo de 2009.

           Parra celebró la inhabilitación del periodista, indicando que “Quien se sienta vilipendiado puede denunciar ante los órganos judiciales”. Los cierto es que con toda la fuerza del poder político se ataca a los periodistas por decir y revelar lo que muchos preferirían mantener oculto

             Silvia Alegrett, presidenta electa del CNP, informó que una comisión asumirá la defensa de los comunicadores y llevará la denuncia a organismos internacionales. “Ellos dieron informaciones que el público tiene derecho de conocer”.

           El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) también deploró la sentencia judicial que condenó a tres años y nueve meses de prisión al periodista carabobeño Francisco “Pancho” Pérez.

          Y antes de que salgan los oficialistas a decir que soy un vende patria, escuálido, apátrida, agente del imperio, yo me adelanto y les digo que sí soy apátrida, de acuerdo a la definición del Maestro José Ignacio Cabrujas, y que SÍ me gustaría trabajar para el imperio y su agencia, porque al menos me pagarían en dólares y podría tener una cuenta en esa moneda, ya que ahora para pedir dólares al nuevo esperpento que creó el gobierno, además de Cadivi, para solicitar moneda extranjera, hay que tener una cuenta en un destino foráneo, que cosas no, y luego uno se pregunta: ¿Quien es el vende patria?

          Pues, contaba, que también del sector oposición han atacado a los periodistas, los que defienden al gobierno, y luego de la decisión de intervenir el Banco Federal, un equipo reporteril de VTV se acercó hasta una de las oficinas del Banco para recoger impresiones de los depositantes que se encontraban allí, y tuvieron que retirarse del lugar luego que fueron insultados y sacados a empujones por personas que culpan al gobierno de Chávez de los problemas del Banco.

            Si hasta aquí la situación de medios, y periodistas ya era complicada y parece que seguirá así, se añade un nuevo ingrediente, desde el Gobierno, al querer implementar el llamado  Centro de Estudio Situacional de la Nación (Cesna), órgano adscrito al ministerio del Interior, que “será el encargado de recopilar, procesar y analizar de manera permanente la información (…) sobre cualquier aspecto de interés nacional, con el objeto de proveer de apoyo analítico-informativo al Ejecutivo Nacional”, según reza el decreto publicado en la Gaceta Oficial.

          Entre sus funciones, el Cesna “podrá declarar de caracter reservada, clasificada o de divulgación limitada a cualesquiera información, hecho o circunstancia, que en cumplimiento de sus funciones tenga conocimiento”, añade el texto, sin precisar que áreas abarcaría.

                                                    

Manuel Isidro Molina, ex presidente del CNP, y candidato a diputado por lista, señaló que la creación del Centro de Estudio Situacional de la Nación “Cesna”, es una nueva jugada del gobierno nacional para “esconder los hechos y circunstancias” que rodean el fracaso de la gestión de Hugo Chávez.

           “Con el funcionamiento del Centro Situacional el pueblo no podrá enterarse de otro fraude tan gigantesco como la importación de comida, porque la pudrición en los puertos y aeropuertos del país, con el respaldo del Seniat y miembros de la GN, pudiera ser incluida en el rango de ‘información reservada, clasificada o de divulgación limitada'”, dijo Molina, quien es candidato independiente a la AN por el Distrito Capital. Alertó que se están violando artículos 57 y 58 de la Constitución.

          Todo esto demuestra que los periodistas son blanco móvil del ataque de todos los sectores, unos por creer que así defienden al régimen acusando al otro sector de golpista, otros porque creen que así atacan y descargan su frustración contra el gobierno y sus colaboracionistas. Lo único cierto es que quieres salen golpeados son los trabajadores de los medios de comunicación, que al igual, que un bando y otro, son parte del pueblo, viven y padecen en los barrios y las urbanizaciones y son parte de una sociedad que ha sido víctima de  los caprichos y le leguleyerismos de un gobierno que en lugar de gobernar para todos, ha promovido la máxima de Maquiavelo: Dividir para conquistar.

          Como decía la campaña de Luis Herrera Campins, aunque muchos no lo recuerden: ¿Es esto lo que tú quieres que continúe?

             Los comunicadores sociales estamos llamados a detener el odio sin sentido, el ataque a trabajadores que solamente  cumplen con el principio y la máxima del periodismo en democracia, y que no es otro que “El periodismo busca dar a conocer lo que el poder quiere mantener oculto”, así ha sido, antes, ahora y seguirá siendo, porque hasta en los gobiernos más totalitarios y personalistas, la curiosidad y las ganas de decir lo que está oculto y hace daño, será superior a cualquier hombre, mujer o grupo que quiere tomar en sus manos, lo que se debe y lo que no se debe dar a conocer.

 O por lo menos esa es mi Visión Particular

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: