• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

No todas las Cheila le dan una casa a Maita

  

El tema del travestismo no es ajeno al cine nacional. Sin embargo, se puede afirmar, que esta vez, el tema es asumido con una gran carga de humanidad, que reivindica a quienes, habiendo nacido hombres, saben que la naturaleza se equivoca y luchan por lograr ser lo que en su interior son: Mujeres, con Mayúscula    

             Cheila. una casa pa’ Maíta fue la película ganadora del último Festival de Mérida.  Eduardo Barberena dirige la cinta, con guión del dramaturgo Elio Palencia. Obtuvo seis premios: mejor actriz de reparto (Violeta Alemán), mejor actriz (Endry Cardeño), mejor guión (Elio Palencia), mejor dirección (Eduardo Barberena), mejor película y premio del público.  

            La historia tiene como protagonista a Cheila, un alma femenina que nació en un cuerpo de hombre, interpretada por Endry Cardeño, de origen colombiano, y recordada en Venezuela como la Tía Laisa de la novela colombiana “Los Reyes”.  

            Cheila regresa a Venezuela, viene de Canadá acompañada de su novia, a buscar dinero para su operación de cambio de sexo; pero como siempre pasa en los países tropicales, y con realismo mágico más que evidente, se topa con la dura realidad.  

           Las navidades con la familia en la linda casa que, con esfuerzo, pudo regalarle a su Maíta, resultan toda una serie  de desaciertos encuentros, entre deterioro y ocupación por el caótico tropel de hermanos, cuñadas y sobrinos, lo que develará la dura verdad acerca de la relación entre ella y su familia.  

           Cheila anuncia en el seno familiar que logrará hacer realidad su sueño de cambiar su sexo y ser “una mujer total”, por lo que ahora es ella la que necesita apoyo económico de su familia, a la que siempre ayudó desde el exterior.

           Aura Rivas, José Manuel Suárez, Elodie Bernardeau, Luke Grande, Rubén León, Nelson Acosta, Freddy Aquino, Moisés Berroterán, Verónica Arellano, Carolina Torres, Glenis Colina, Guillermo Londoño, Víctor Soto y Rhandy Piñango, acompañan a Cardeño. La partitura musical y la producción estuvieron a cargo de Nelson Carranza. 

           El guión de Elio Palencia retrata un mundo de sacrificios, intolerancia y búsqueda de sí mismo, sin caer en el trillado tema de la corrupción, las drogas, la promiscuidad, solo por el hecho de ser pobres  y vivir amontonados, o porque Cheila nació mujer en un cuerpo masculino.

             Palencia se basa, en esta película, en su obra teatral “Quinta Dayana”, y  de acuerdo al director, Eduardo Barberena, “Es una película con un tema bastante difícil de tratar, pero es también muy franca, honesta, y no caricaturiza en ningún momento. Habla de esa dicotomía del mundo homosexual, donde por un lado hay una tragedia y por otro una farsa de la vida. Eso está transmitido ahí. Por otro lado pone en evidencia lo traumático y difícil para una familia cualquiera -que en este caso no es cualquiera, porque es una familia muy traumatizada- tener en su casa este personaje, un transexual”. 

          Para algunos de los presentes, en la función de preestreno, en el marco del 4to Ciclo de Cine de la Diversidad, que se presenta en el Celarg, esta película es una de las propuestas más arriesgadas de la última década, yo, por mi parte, no sé si es así, lo que si puedo destacar que reconforta encontrarse con un cine nacional maduro que puede tocar estos temas, sin caricaturizarlos, y con una estética interesante de ver, destacando que el sonido ha mejorado considerablemehte en comparación a otras cintas venezolanas. 

            Mi única crítica, porque no todo pueden ser flores, y menos en mi visión particular de las cosas, sería la escena de la violación,  no porque esté planteada o realizada, sino porque es un poco más de la imagen trillada que tenemos de la homosexualidad, aunque no por eso deja de ser algo que pasa en ese mundo, y en otros también. 

          En esta presentación en el Celarg, Endry Cardeño le dijo a Palencia, lo sé porque yo estaba al lado de Elio, que esta película era una reivindicación a la comunidad Trans, y que le agradecían este personaje, por lo que representaba para  ellos/ellas. 

           Como siempre hago, recomendaría que una vez que se estrene,  todos los interesados en el cine, bueno o malo, vean Cheila. una Casa pa Maita, y saquen sus conclusiones sobre el cine que se hace en la actualidad en Venezuela, porque, a lo mejor y nos sorprendemos.  

 Todas las imagenes son de www.cheilalapelicula.arts.ve

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: