• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Chocrón es más que letras… es un familiar adquirido

“Estar yo en Maracay es como ver eso que en pintura se llama ‘pentimento’: a medida que el óleo en una tela envejece, se vuelve transparente. Cuando eso pasa, es posible ver, en algunos cuadros, las líneas primerizas que el pintor trazó y de las que luego se arrepintió, ‘pentimento’, para dibujar otras encimas. Así, se puede ver lo que quedó del inicio por debajo de lo actual: ¡Maracay, mi pentimento!”

Así escribía Isaac Chocrón de la ciudad que lo vio nacer y que reflejó en su obra El Vergel, editada en el año 2005 por la Editorial Mondadori, pero que tuvo que esperar hasta el 24 de febrero del 2007 para ser bautizada en Maracay, en un acto que fue organizado por la Agrupación Literaria Pie de Página con el apoyo de la Asociación Civil La Trinidad y la Editorial Letralia, y que tuvo lugar en la Biblioteca Agustín Codazzi del Complejo Cultural Santos Michelena, en la avenida 19 de Abril.

Con el nombre de la quinta El Vergel, donde vivió Chocrón sus primeros años, esta novela autobiográfica, cuenta sobre esa Maracay de los años 1930, cuando era la capital de Venezuela, porque era la ciudad desde donde Juan Vicente Gómez  mandaba sobre el país. Es una íntima confesión del propio autor sobre sus orígenes y sobre la historia nacional.

El Vergel fue el inicio del homenaje que le rindió el Ateneo de Caracas a Isaac Chocrón, un espectáculo creado por  Miriam Dembo, fundadora junto a Chocrón de El Nuevo Grupo, y que llevó por título “In Memoriam”.

Para ubicarnos en el contexto del mundo del escritor y dramaturgo, Dembo tomó el primer capítulo de El Vergel, que fue interpretada por Moisés Guevara en una lectura dramatizada que permitió a los espectadores conocer esos primeros pasos de la vida del escritor en Maracay.

Luego de los aplausos por la interpretación de Guevara, Miriam Dembo nos introdujo en otra de las obras literarias de Chocrón: Rómpase en caso de incendio, de donde extrajo dos de las cartas que escribe Daniel Benabel, quien decide viajar a España y a Marruecos después de haber perdido a su padre, esposa e hijo, a causa de un terremoto en Venezuela. La novela consiste en las cartas que escribe el protagonista, donde va explorando su identidad y orígenes. Estas cartas cobraron vida en la escena con Javier Vidal quien leyó dos; una dirigida a un amigo médico, y la otra a una tía querida, aunque algo amargada, pero donde afloran raíces sefardíes allende Ceuta y Melilla.

Rómpase en caso de incendio (Caracas: Monte Ávila Editores, 1975), es una obra, para los entendidos en la producción de Chocrón,  en la que se presenta uno de los modelos formales más clásicos de la narrativa universal -el género epistolar- para componer “un lúdico relato cuyo argumento y desenlace debe desentrañar el lector a partir de las cartas que se remiten los personajes, único material en el que sustenta toda la novela”.

La actriz Caridad Canelón leyó un extracto de 50 Vacas Gordas, otra de las obras literarias de Chocrón, donde se hace un análisis de Venezuela desde los tiempos de la dictadura de Pérez Jiménez hasta la caída de la “gran Venezuela”, todo visto desde la perspectiva femenina.

Según contó Miriam Dembo, este homenaje estaba previsto para hacerse en vida del escritor, pero que por esas cosas de la vida y gracias al impulso de Luis Parada – quien mantuvo una cercana relación padre-hijo con el dramaturgo – se concretó el sábado 17 de diciembre en la terraza del Ateneo de Caracas.

OK fue la pieza final seleccionada por Dembo para culminar este homenaje. La lectura dramatizada  fue la escena de la compra-venta del amante entre Mina (Julie Restifo) y Ángela (Caridad Canelón).

La historia de OK tiene que ver con Mina, la costurera, tiene un hombre… y muy poco más. Ángela, la viuda rica, lo tiene casi todo, excepto un hombre. Franco, que tiene belleza, juventud —al menos en comparación con Mina— y todo el tiempo del mundo para leer periódicos viejos. Cada una de ellas tiene lo que la otra busca y cada una busca lo que la otra tiene… ¿Entonces por qué no buscar propiciar que las dos compartan lo que a la otra le sobra?

O.K fue estrenada por el director Román Chalbaud el 2 de mayo de 1969 en el teatro Alberto de Paz y Mateos, con Amalia Pérez Díaz, Oscar Martínez y María Luisa Lamata, se hicieron 113 funciones en dos temporadas y se contabilizaron 13.622 espectadores, un récord para la época.

“La obra no da soluciones y eso me parece muy valioso”, explicó la actriz Isabel Moreno, quien además señaló que “la gente sale pensando en lo que han presenciado, y preguntándose qué harían ellos si estuvieran en la posición de Mina, o en la de Angela, o en la de Franco; en lugar de ser solamente ja ja ja, y se acabó la obra y se olvidaron los espectadores de lo que vieron…”

Entrevistado por Leonardo Padrón, Chocrón contó que  gracias a OK dejó la Economía. “Yo estaba de Secretario del Ministro de Hacienda, de Francisco Mendoza, durante el último año de Raúl Leoni y se estrenó OK. La obra tuvo 1.400 funciones en el Alberto de Paz y Mateos, durante seis meses y medio. Era la época en que se hacían ocho funciones semanales, doble función sábado y doble domingo, y de martes a domingo. En esos meses pasaron por aquí diferentes personas y se la llevaron. Ese año se montó en Madrid, en Buenos Aires, en México, en Montevideo. Fue traducida al inglés, al francés y al alemán y yo recibía unos derechos de autor increíbles en esa época: 3 mil 500 dólares”. “El primero que me dijo que lo hiciera fue mi papá. Rafael Caldera ganó las elecciones y nombró a Pedro Tinoco Ministro de Hacienda, y entonces Francisco Mendoza me dijo “Tenemos que ir a desayunar mañana con Pedro Tinoco porque te quiere pedir que sigas como Jefe de Gabinete”. Fue muy lindo, muy hermoso lo de Tinoco, porque yo le dije, “No, mire, mi situación es ésta”. Y entonces  me dijo, “No, no, yo estoy de acuerdo contigo. Vete y escribe”.

El recuerdo de Chocrón perdura en sus amigos

Para escribir de Isaac Chocrón es mucho lo leído, lo visto y lo recordado y dentro de todo el material están las  vivencias compartidas de quienes fueron amigos cercanos, quienes a un mes de su partida se reunieron para relatar aquellas anécdotas que hacen que quien se fue, realmente nunca lo haga porque mientras esté en la mente de sus afectos siempre vivirá.

La Fundación Francisco Herrera Luque organizó este homenaje a un mes de su partida física, y por ejemplo la dramaturga Elisa Lerner escribió: “Desde su varia trinchera Isaac no sólo fue el más prolífico de los autores de teatro en el país. Por sí mismo, uno de los más conspicuos hacedores de la modernidad venezolana. De seguro el que propuso temas o, más bien, los personajes más contemporáneos que zascandilean afligidos por la escena y por la vida”.

Miriam Dembo comentó que la pionera actriz de teatro Juana Sujo, tuvo su primer acercamiento a Chocrón en 1961 por su obra El quinto infierno. Sujo decidió montar la pieza para “poder echarle una mano a un joven escritor venezolano”. Su vida muchas veces estuvo reflejada en sus textos. Por ejemplo: en El quinto infierno, Betsy la protagonista había regresado de los Estados Unidos y Chocrón también. Así planteó “problemas venezolanos, vistos en perspectiva, desde el exterior”, apuntó Dembo.

Rodolfo Izaguirre narró sus visitas durante la enfermedad que lo aquejó. Nunca lo abandonaron. “Era dueño de una inteligencia esclarecida, una ilimitada capacidad de humor sarcástico y un asombroso talento” que lo llevo a ser parte de la Santísima Trinidad del Teatro Venezolano, junto a Cabrujas y Román Chalbaud.

La periodista Milagros Socorro hizo la última entrevista a Chocrón. Allí dijo que quería escribir sobre su amistad con Victoria de Stefano. En el sentido homenaje, la literata aseveró que lo conoció cuando “ya él era una persona formada, pero le faltaba la docencia y esa fue una de sus épocas más felices”. De Stefano se vio tan influenciada por Chocrón que pasó a ser profesora de la cátedra de escénicas.

El sacerdote jesuita Rafael Baquedano y el dramaturgo también tuvieron una amistad entrañable, sin importar sus diferencias religiosas. Veneraba una imagen de Santa Teresa de Jesús y también estaba orgulloso de ser judío. Con esas historias podría hacerse hasta una película biográfica. O algún libro como Pronombres personales y El vergel. Julie Restifo y su esposo Javier Vidal, respectivamente, leyeron fragmentos de esas novelas con gran emotividad.

La familia adquirida

Si un merito tiene Isaac Chocrón, como si ya toda su obra y vida no lo tuvieran “per se”, es el de haber introducido y estimulado el concepto de la familia adquirida. Para el escritor, la familia heredada es aquella donde nacemos, los padres, los abuelos, hermanos, tíos, sobrinos y todo aquel al que estamos unidos por línea consanguínea. Por otra parte, la familia adquirida son los afectos que hacemos en el transcurso de nuestra vida, relaciones de pareja, y principalmente los amigos.

La familia heredada aparece en Animales Feroces, mientras que la familia elegida, desde Ok está presente en casi toda su obra, pero quizá en las que se observa de forma más nítida y acabada es en Mesopotamia,  así como en Solimán, el Magnifico, de acuerdo a Carmen Márquez, en: Entrevista: Vida y ficción, aliadas en Isaac Chocrón

“A pesar de no haber tenido ningún hijo biológico, dejó muchos hijos y muchos nietos”, dice el dramaturgo y actor Javier Vidal refiriéndose “a la semilla dramática y literaria” que Chocrón logró sembrar no solo en una sino en varias generaciones de hacedores de teatro. Dramaturgos y actores, por igual, a quienes, agrega Vidal, enseñó “el arte de dialogar”, que expuso en obras posteriores como Mesopotamia (1980), Simón (1983), Clipper (1967), Solimán el magnífico (1991), Tap dance y Los navegaos (2006). Para Vidal “Isaac nos dejó una gran lección: la familia se divide en familia sanguínea y familia elegida”, dice el actor, que junto con su esposa Julie Restifo y sus hijos dice haber formado parte del segundo grupo, así como estuvieron actores de la talla de Tania Sarabia, Rafael Briceño, Basilio Álvarez y Juan Carlos Gardié, entre muchos otros que sería imposible nombrar.

En ese grupo está también el dramaturgo Gustavo Ott, quien escribiera. “Chocrón es de los autores que quiero ser, que uno debería ser, que recomiendo ser. De obra universal y abundante, sin miedo a los formatos, siempre vigente, autor comprometido, creador de instituciones, escritor de esos pocos que tiene escuela tanto como discípulos, Isaac nos entregó una forma de decir, un estilo de referencia, una manera venezolana y universal, un modelo original que le convierte en uno de los poquísimos clásicos de toda nuestra literatura”.

Para conocer más de ese concepto de la familia adquirida traigo a colación un artículo de Adriana Villanueva titulado “La hija goy de Chocrón“, donde menciona que esta “extraña paternidad se remonta a principios de la década de los ochenta cuando por primera vez la hija goy, vio la luz a los 18 años en el Taller de Expresión Oral y Escrito dictado por Isaac Chocrón, en el Auditorio de la Facultad de Humanidades de la UCV”.

Una vez escribí sobre el Maestro José Ignacio Cabrujas y señalé que si bien que no lo había conocido, ni había sido su amigo,  me dolió su partida;  ahora, como un Déjà vu, quiero finalizar diciendo que al Maestro Isaac Chocrón tampoco tuve el privilegio de conocerlo, ni de ser su amigo, pero nadie me podrá quitar ese sentimiento de haber perdido a un familiar adquirido, por lo que esta Visión Particular es una manera de rendirle un tributo a un hombre de las letras venezolanas, y a alguien que nos hizo sentir que los seres humanos estamos unidos más allá de los lazos sanguíneos, más allá de los 6 grados de separación.

Anuncios

Una respuesta

  1. Your blog is very useful. Thank you so much for providing plenty of useful content. I have bookmark your blog site and will be without doubt coming back. Once again, I appreciate all your work and also comeing here to communicate with me.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: