• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Naturaleza y Concreto: dos caras de una misma moneda

En medio de la selva de concreto que es Caracas uno puede encontrar oasis verdes, espacios que nos permiten ver una ciudad que se niega a convertirse en cemento y cabilla, una urbe que exige  color y calor para ser más agradable a los ciudadanos.

El mes de enero es tradicionalmente, en la capital venezolana, tiempo de brisas y fríos que aún perduran de la época de diciembre – cuando recordamos aquel personaje llamado Pacheco que forma parte del anecdotario popular –  y son días que por su dinámica nos permite tomar poco a poco ese ir y venir que se convierte la vida  de ciudad.

La posibilidad de encontrarnos en días que marcan el inicio de un nuevo año también es una oportunidad para mirar lo que está a nuestro alrededor, qué cosas ocurren y quiénes  las hacen.

La tranquilidad de una ciudad que está despertando a un nuevo año, a un nuevo tiempo ofrece posibilidades como ir a los museos, las galerías o simplemente disfrutar de la vegetación.

Pero ¿qué pasa cuando esa vegetación y ese ir a los museos nos permite una reflexión más allá de lo evidente?, nos permite cuestionar lo que somos, y hacia dónde vamos.

Estas reflexiones vienen por la actual presencia en el Museo de Bellas Artes de Caracas, de la exposición La voz de los vientos del artista cubano Dausell Valdés.

Más allá de consideraciones políticas, que en este momento no vienen al caso,  el pintor  (nacido un 16 de enero de 1967 en Pinar del Río, Cuba) expresa en sus obras lo espiritual de la naturaleza con relación a lo íntimamente humano.

La muestra de 57 obras del artista expone surrealismo, realismo mágico, hiperrealismo y arte oriental, donde se utilizan estudios del Zen, caligrafía china, técnicas marciales orientales, lo que se evidencia en la obra que muestra el Yin y el Yang  en una contraposición del verdor y la sequía, la naturaleza resplandeciente y el paisaje sobrio (Esto de acuerdo al programa de mano)

Esa relación del ambiente verde con su contraste, el terreno árido, la tierra, la arena, también se mezcla con el hombre, la mayor creación de Dios – para los creyentes en la teoría creacionista – y es por eso que en esta muestra podemos ver, no sin un toque político en la selección de la obra, los rostros de el Che Guevara, Fidel Castro, José Martí, El Libertador Simón Bolívar, aunque también – afortunadamente – hay otros personajes como Charles Chaplin e incluso Jesucristo.

Originario de la provincia de Pinar del Río, en Cuba, Dausell Valdés  también describe la naturaleza y los seres vivos alados en piezas como un pájaro en vuelo, o quizás aves que se han hecho paisaje.

Ente brumas y nieblas; Paraíso; La profecía de Einstein; Levitación en blanco; Vestigios de la mente; La clave budista; Hello Chaplin; El alma trémula y sola; En una mano el verso; La filosofía del disparate; Falsa Imagen; El ramo perfecto; El peso de la inconsciencia; La última cena; El poema y El pensamiento visible; son algunas de las obras expuestas en el Museo de Bellas Artes, que como lo señala el pintor son cuadros  que invitan a la reflexión sobre el camino de la humanidad, el futuro de la madre tierra o como titula Estrella Díaz  – en una entrevista que publicó en lajiribilla con algunas imprecisiones geográficas sobre Venezuela  – es una muestra con Un paisaje para afirmar o para cuestionar, que es lo que al final debemos hacer siempre, cuestionar y afirmar o viceversa, que también es válido.

Una ciudad que sea puro concreto, puro edificio le termina robando al ser humano su esencia natural para llevarlo a vivir en una selva que lo agobia con cemento, cabilla, encierro, ruido; pero una selva vegetal le quita al ser humano la posibilidad creativa, la capacidad de una vida resguardada de los elementos. El equilibrio es lo que buscamos en todo momento y es esa lucha constante entre el bien y el mal, entre el hombre natural contra el hombre que construye y se lleva todo por delante con tal de “progresar” lo que hace que estemos vivos, aunque a veces triunfa uno sobre otro, y el planeta es el perjudicado, que luego buscará su estado natural, no con pocos desajustes para el ser humano, o esa es, mi Visión Particular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: