• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Arte utilitario o Yo con mi arte tengo

Lo que es o deja de ser arte es un concepto bastante abstracto, porque – afortunadamente – las personas no tienen la misma referencia cultural y como dice el adagio popular: “la basura de unos puede ser un tesoro para otros”

Pero si además del concepto  de arte se busca que sea utilitario, el tema adquiere ya connotaciones mucho más complicadas  y subjetivas.

¿Un espacio vacío, blanco de una galería se puede transformar en una sala de un hogar para mostrar lo que se puede considerar arte? La pregunta no es retórica, aunque muchos lo piensen, es una afirmación referida a la muestra colectiva presentada en Los Galpones, que fue inaugurada el jueves 8 de diciembre de 2011 y se pudo apreciar hasta mediados del mes de enero del 2012.

Creativos,  artistas visuales, diseñadores, arquitectos y algunos interesados en  conceptos y discursos aplicados a objetos concretos, deconstruyeron  esta casa imaginaria, que solamente estaba delimitada con cinta plástica, de la usada en iluminación,  para reconocer “que el mundo del arte local se ha alejado de los objetos mundanos y cotidianos y, sobre todo, de los valores estéticos que a diario encontramos en sitios tan diversos como los puestos de comercio informal instalados en las calles hasta las tiendas de “todo a mil”. Hablamos de artefactos que no desean necesariamente celebrar la técnica, que reúnen materias primas en muchos casos pobres, sencillas, ecológicas, reciclables y recicladas, de objetos que circulan obligatoriamente en el mercado del diseño de masas”, esto de acuerdo al manifiesto del grupo Plataforma de Arte, que estaba enmarcado a la entrada de la muestra.

Estar abiertos en la imaginación para ver arte donde están los elementos diarios de cocina es el primer requisito, no juzgar, ni valorar a priori es la línea a seguir como espectador.

Como concepto, la exposición  “Utilitaria” plantea la desaparición de las fronteras entre lo funcional y lo artístico, para ofrecer “múltiples posibilidades expresivas”, permitiendo que cada quien puede aflorar su lado creativo, con elementos cotidianos, sin necesidad de tener una aprobación académica que lo etiquete como artista.

Además de la muestra,  Plataforma de Arte organizó una tertulia para que los creadores pudieran conversar con el público sobre las motivaciones a la hora de hacer arte. Este conversatorio estuvo organizada por  Carmen Hernández y Sara Maneiro, quienes explicaron, en principio, cuál era su idea al armar  esta exposición, lo que buscan como grupo, además de ceder la palabra a los artistas para que cada uno diera un boceto de su interpretación de la actividad plástica.

Entre los artistas que expusieron sus creaciones en esta muestra estaban: Kiari Bastardo (Venezuela), quien presentó un reloj de vinilo de 30 cm de diámetro, una edición especial de pieza única en conmemoración del 141 aniversario del Nacimiento de José Gregorio Hernández.

Argelia Bravo (Venezuela), con el título “Prepárate tu arepa”, 2011, ofreció 3 piezas de 27 cm de diámetro cada una con impresión por sublimación sobre plato de cerámica.

Carolina Campos (Venezuela), mostró “La hora del té”, noviembre de 2011, que recuerda a la cama de esta casa imaginaria. Una instalación (cojines con imágenes eróticas, mujer de material blando, silla plegable metálica año 60 decorada) 200 x 200 cm aproximadamente

Isabel Cisneros y Ana Mercedes Carvallo (Venezuela), utilizaron sus creaciones para presentar la Línea Cucina, lámparas creadas  con coladores de diversos tamaños, parte de su Proyecto Lampade, 2011.

Tania González (Venezuela) con la serie “¿La esposa perfecta o la perfecta esclava?”, 2011, utilizó  9 manteles individuales realizados en intervención digital impresa en vinil laminado, de 29 x 43 cm cada uno para hacer una crítica a los estereotipos sociales impuestos por una cultura patriarcal que durante décadas ha buscado hacer invisible a la mujer dentro de la sociedad y ha logrado naturalizar el maltrato, la discriminación y el sexismo.

Los manteles individuales traen impresos textos de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de violencia dentro de panfletos que fueron publicados en los años 50 en distintas partes del mundo, con la intención de reforzar y mantener el rol social impuesto a la mujer durante esa época. Los temas en los panfletos y en los avisos de prensa ilustraban las ideas centrales de la sociedad patriarcal: las reglas que debiera cumplir una mujer para ser “la esposa perfecta”. Estos objetos cotidianos de González tienen un mensaje profundo, haciéndolos trascendentes más allá de la simple visual y de lo cotidiano.

Aaron León (Venezuela), mostró “Hambriento glamour”, 2011, en una Mesa de madera, con pintura de esmalte, collages de fotografías sobre vidrios recubiertos de resina acrílica. El autor explicó en una tertulia ofrecida por los creadores de la exposición, que la idea de esta mesa intervenida surgió al ver el mueble abandonado y como una manera de jugar con esos conceptos de la comida que se sirve en la mesa y los cánones de la imagen que venden los medios de comunicación sobre lo que para ellos es la belleza.

Andrea Navarro (Venezuela), presentó “L’amour et le cacao I”, 2011, cajas de madera con técnica mixta

Macjob Parabavis (Venezuela) ofreció al público visitante sus “Insectos”, 2010, acrílicos sobre tela estampada (mantel) de 100 x 120 cm cada uno

Amarillo Piña (Venezuela)  expuso sus “Flores”, 2011, utilizando plástico reciclado y medidas variables, una técnica que se está usando mucho, por aquello de la necesidad de reciclar, y que en varias zonas de Caracas se pueden adquirir.

Carlos Quintana (Venezuela), utilizando madera, hierro galvanizado, lupa, espejos, plástico y metal, expuso “D-Z-RETICULLI”, 2010, una pieza única de 24 x 45 x 19 cm, como único era su valor, de 10 mil bolívares.

Efraín Ugueto (Venezuela), quien también estuvo en la tertulia con los creadores, habló de su obra “Ilusobjeto Nº 008”, 2011, una pieza hecha en malla metálica, de 62 x 53 x 40 cm, que representa un ventilador compuesto por cuchillos y un cordón umbilical a un tubo de pintura. Todos los objetos van dispuestos sobre una superficie plana.

Ugueto explicó que “Cuando recordamos hacia muy atrás en el tiempo alguna imagen de nuestra propia experiencia, esta se encuentra no muy clara. Parece que la imagen emerge leve y hasta sin disposición… la naturaleza imperfecta de la memoria llama la atención, substancialmente por la capacidad humana, no solo de olvidar ciertos hechos, sino de inventar incluso aquello que jamás han pasado, y registrarlo dentro de nuestra memoria como si fuera cierto, una no-memoria”.

La comunicación de los diseños y sus implicaciones como obras de arte terminan siendo un proceso de asimilación o rechazo, de acuerdo al gusto de cada observador. Aunque la propuesta de este grupo es acercar la obra lúdica al espectador y decirle que todo puede ser transformado en algo mejor, las pretensiones económicas por la adquisición de algunas de las piezas presentadas se asemejan a los precios de una galería convencional, rompiendo así ese discurso de lo cotidiano y cercano frente a la visión académica del arte.

“Utilitaria” busca explotar materiales comúnmente despreciados por el mundo del arte, generar el intercambio de ideas dentro del ámbito simbólico, lo que traerá también una nueva idea sobre lo que es coleccionar arte  y cómo ofrecerlo en el ámbito museológico, tanto en sus criterios de coleccionismo como en la valoración estética, motivos que en principio no están mal, ya que nadie tiene palabra  definitiva al catalogar una creación, pero habría que preguntarse ¿todo lo que hacemos puede ser arte, por muy vanguardista que sea, por muy utilitario que se nos presente?, o también, al igual que en otros campos, ¿es necesario tener límites para evitar tergiversar los conceptos?, o será que esa es mi Visión Particular.

Anuncios

2 comentarios

  1. Exelente reseña,por lo general no se hace con los conversatorios o actividades paralelas posteriores a la inauguración de las expos. saludos y gracias por su prescencia y participación!

  2. […] Podría decirse que esto es “la desaparición de las fronteras entre lo funcional y lo artístico, para ofrecer ´múltiples posibilidades expresivas´, permitiendo que cada quien puede aflorar su lado creativo, con elementos cotidianos, sin necesidad de tener una aprobación académica que lo etiquete como artista”. Esto según una apreciación muy personal, luego de escribir un artículo, hace años, titulado “Arte utilitario o Yo con mi arte tengo”. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: