• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Té para dos con Omarly Alcina

Su papá quería tener un hijo varón, incluso el nombre ya lo tenía seleccionado, pero por esos caprichos de la naturaleza fue una niña la que llegó al hogar, así que aquel nombre pensado para el niño, pasó a ser femenino y quedó Omarly – sin segundo nombre – que existe entre los árabes aunque ellos no lo sean.  Así llegó Omarly Alcina al hogar de un oriundo de Yaracuy y una marabina.Photobucket

Tal vez el nombre de Omarly Alcina no le resulte familiar a muchos, pero de seguro reconocerán el nombre de la firma de la que es el cerebro motor e inspiración: Kepén.

Para conversar con ella acordamos reunirnos en una de las tiendas que tiene la marca en Caracas, la del Centro Comercial Tolón, y aunque habíamos quedado de vernos a las 6 y 30 de la tarde de un día viernes, yo llegué casi 10 minutos tarde, una proeza tomando en cuenta el tráfico que existe en Caracas, principalmente al inicio del fin de semana.

Sentados en una de las mesas mientras ella atendía llamadas y alguna que otra consulta del personal, comenzamos a dialogar y lo primero que surgió fue conocer el origen del nombre de la empresa, que en realidad es Kepein -que es la fonética en wayuunaiki, lengua de la etnia wayuu – para designar todo lo relacionado con el café,  manzanilla, tilo, y en general bebidas calientes. Pero el nombre tuvo que ser modificado a Kepén porque  las leyes  venezolanas  no permiten registrar como marca nada que tenga que ver con la denominación de origen de las etnias, lo que se ve la mediante el Sapi, o Servicio AuPhotobuckettónomo de la Propiedad Intelectual, organismo adscrito al ministerio para el Comercio, que ejerce la competencia que sobre la propiedad intelectual en materia de Derecho de Autor, Marcas y Patentes.

Lo llamativo de usar este nombre en etnia wayuu, que es un idioma pequeño,  es según Alcina “porque Venezuela no tiene  identidad de té, no fuimos tocados por los ingleses, los chinos son poco de compartir cultura, nosotros  tenemos mucha influencia norteamericana por la parte petrolera, mucha influencia europea por la parte de post guerra”, mientras que lo que esta propuesta gastronómica ofrece está adaptado al paladar venezolano que evoca sensaciones  nacionales y por  ser del Zulia pensó que era importante rescatar algo de la etnia que comparten Venezuela y Colombia, que es prácticamente desconocida para un gran porcentaje de venezolanos.

“La gente se pregunta si el nombre es china o es de la India, que si es japonés, pero nadie se imagina que es guajiro”, lo que para esta empresaria es una manera de dar a conocer lo que es parte de nuestra cultura. Incluso los nombres de las ensaladas tienen que ver con esta etnia, ya que representan las paradas que hacen los autobuses desde Maracaibo hasta llegar a la Alta Guajira.  Por ello las ensaladas tienen nombres como: “Punto Fijo”, “Paraguaipoa”, “Los Filuos”, “Catatumbo”,  “La Punta”, o “Caimare Chico”.Photobucket

Estudiante de derecho en la UCAB, sintió que su destino no estaba en las leyes ni en la formación académica – de la que no reniega y está convencida de su necesidad – Alcina dice que para ella el proceso fue al revés, ya que generalmente las familias quieren que los hijos estudien una carrera para que luego se dediquen a los que en realidad les gusta, pero en su caso entendió que lo de ella era el té antes que cualquier título universitario, por lo que abandonó los estudios para ser abogada.

Cuando habla del tema del té se nota la pasión que siente por esta bebida, y si uno no la interrumpe de vez en cuando podría estar horas  señalando las virtudes  y beneficios de esta bebida, así que  “Kepén no es más que el resultado de hacer lo que a mí más me gusta”. En un mundo donde la comida rápida  está presente en el día a día de los venezolanos nadie podría creer que eso de tomar té y comer comida saludable, que fuera acorde a la bebida, era una opción que pudiera tener un futuro;  sin embargo, la determinación por darle al venezolano este tipo de alimentación fue más fuerte que los consejos recibidos. “Yo siento  que una de las razones por la que estoy aquí, en este momento y ahora, es porque quiero que los venezolanos entiendan y descubran que hay un producto maravilloso que se puede adaptar a sus gustos, a sus necesidades “, así de clara está ella en su pasión por el té, desde hace más de 20 años,  y la necesidad de compartir ese gusto.Photobucket

Asegura no ser enemiga del café, incluso algunas de las tiendas tienen en su oferta esta bebida, como las ubicadas en Plaza Las Américas, las dos que están en Maracaibo y la del Aeropuerto, la razón es que esas tiendas ofrecen desayuno y “estoy convencida que el desayuno perfecto tiene proteínas, tiene carbohidratos, tiene lácteos y además de eso tiene un buen expreso – un buen marrón – o un té frio”  porque la idea de Alcina es sustituir el jugo por un té frio. ¿Llegará el momento en que haya café en todas las tiendas?, la respuesta es que en la medida en que el protocolo de su elaboración esté a la altura del estipulado para el té en esa misma medida se irá ofreciendo la bebida negra.

Sobre la unión de té con comida rápida es tajante, como en todas su respuestas donde  demuestran su claridad en el negocio que quiere llevar adelante, al explicar que el té ha tenido un auge en los últimos 30 años – principalmente por las propiedades saludables de las hierbas que son usadas en la medicina oriental hace varios siglos – y para potencializar esos beneficios, como antivejez e incluso en estudios sobre el cáncer,  lo indicado es acompañarlo con alimentos que también sean saludables, que sean la armonía perfecta, que lo representan las ensaladas, a  la vez que  son muy versátiles, que tienen muchas combinaciones y facetas, como el mismo té.

De tradición culinaria

Se puede decir que el destino de Omarly Alcina era dedicarse a la gastronomía, porque a pesar de su incursión en el derecho, su familia siempre estuvo dedicada al tema de la comida.  “Cuando yo tenía 9 años mi papá tenía un restaurante italiano en Maracaibo muy grande, fabricaba pasta, ahí yo crecí.  Mi papá vendió el restaurante y montó una  panadería en Maracaibo, llegó a ser el presidente de la  Asociación de Panaderos del Zulia”.Photobucket

De aquel restaurante donde creció, La Forchetta de Oro, a conocer los secretos del pan y sus derivados, el té la consiguió: “yo siempre digo que el té me consiguió a mí y no yo a él,  y me dediqué a estudiarlo, a averiguarlo, a mezclarlo, a degustarlo y a disfrutarlo”, así nació la pasión de Omarly Alcina por esta bebida.

Luego de muchos años en el mundo del té en el exterior, decide que Venezuela también debe disfrutar del sabor de la mezcla de hierbas y abrió un restaurante que como ella misma asegura “me sirvió como un pequeño laboratorio, porque el restaurante tiene una ventaja que tienes una atención personalizada, hay intimidad y conexión con el cliente. Empecé trayendo seis variedades, y todos me veían con cara de loca porque mezclaba mango con parchita y pensaban que nadie se tomaría eso”.

Esa pasión por el té la hace también ser muy rigurosa no solo en cuanto a conservar el aroma  y el sabor, sino también las propiedades, por lo que luego comenzó el proceso de sondeo, de estudio de mercado,  en Maracaibo para ver la reacción de las personas con respecto al té.

De aquel pequeño restaurante, con nueve mesas y cocina italiana – porque era lo aprendido en casa – y que era según el esposo de  Alcina “el salón de juegos, porque ahí no había  revisión de facturas, la nómina la pagaba mi esposo”,  todo cambió cuando al hacer cuenta de las facturas él notó que el “80 por ciento de las bebidas que se vendían en el restaurante eran té”, así que algo se estaba haciendo bien, confiesa entre risas Alcina.

Con el tiempo ese pequeño restaurante se convirtió en uno más grande, que al final se lo compraron los socios, y allí  “decidí dedicarme exclusivamente a lo que me interesaba que era Kepén, que era té con una propuesta saludable”.

Sin prisa pero sin pausa

Dicen que las buenas acciones generan buenos efectos, y de aquel restaurante surgió la posibilidad de montar un local que sirviera para atender a las personas en el recién instalado tranvía de Maracaibo,  que tiene su sede en La Vereda del Lago – para quienes no lo conocen es como el Parque del Este de Caracas –   un espacio para la recreación y el ejercicio, con un lago, donde están la Federación de Tenis y la tercera pista de Paintball más grande de América Latina.Photobucket

Digo lo de las buenas acciones que traen resultados positivos porque la propuesta de montar ese restaurante con té y comida saludable se lo propone a Alcina la Directora del Tranvía que había sido clienta del restaurante aquel de las nueve mesas y la atención personalizada.

Ese fue el nacimiento del proyecto Kepén, pero que no se detuvo ahí, y hoy en día – marzo del 2012 – ya tienen otro local en Maracaibo, y luego desembarcaron en Caracas, como franquicia, en el Centro Comercial San Ignacio, tienda que, gracias al éxito de sus preparaciones,  debió al año,  mudarse dentro del mismo centro comercial a un especio más grande. En total tienen 10 tiendas, esperando que la número 11, en Los Palos Grandes, esté inaugurada antes de finalizar el 2012.

También están en los planes de expansión llegar a Valencia y Maracay, para cubrir el oeste de Venezuela. Lamentablemente, los que habitan al oriente y sur del país deberán esperar un poco más para tener locales Kepén en sus regiones, porque todo debe ser organizado y planeado según las proyecciones de la empresaria.Photobucket

Para lograr concretar este paso de franquiciar el negocio de venta de té primero se debió “estandarizar el proceso de Kepén. Cada protocolo de té en el mundo tiene un proceso distinto para elaborar, respetando los cuatro pasos para una elaboración perfecta  pero con entornos culturales distintos”, todo eso debió ser llevado a  un protocolo práctico que garantizara de la manera más sencilla posible que el producto final siempre cumpla las especificaciones de la marca, a pesar de manejar altos volúmenes de visitantes. “Eso significó que todo estaba colocado en el manual, estructurado, medido”.

“Yo quería sacarle la complicación administrativa al negocio para poder hacer de Kepén una propuesta de negocio simple que lo pueda manejar cualquier persona con la guía de la casa matriz”, así resume esta entusiasta del té la manera de cómo la franquicia es, en su caso, la mejor manera de que quienes no tienen experiencia en el mundo del manejo de los restaurantes puedan administrar este tipo de negocios.Photobucket

Su conocimiento de años sobre el té le permite a Alcina tener bases de lo que se produce en el mundo, porque aunque pareciera que todos los té son iguales, la realidad no es así, y cada cosecha, o lugar produce unas características particulares, como aroma, sabor y de un año a otro pueden producirse cambios que para evitar que el producto final se vea afectado se deben hacer mezclas que permitan mantener esa calidad deseada. “Yo mezclo desde hace muchos años con una empresa que está en Ámsterdam, una de las mezcladoras más grandes del mundo, que tiene unos controles de calidad muy estrictos, y todos los té de Kepén son kosher y orgánicos”, esta información aunque en Venezuela pareciera  no ser muy importante,  tal vez por la falta de tradición en materia de té, es vital conocer para manejar productos de alto nivel de calidad en el mundo.

Nombres con sabor a propio

Si uno ve la larga lista de té que ofrece Kepén observará que los nombres que identifican a cada bebida y su preparación son llamativos. Hay desde “Armonía”, “Felicidad”, “Hospitalidad”, “Inmortalidad”, “Vitalidad”, “Calma”, pasando por nombres como “L´ Orangerie”, “Green Paradise”, hasta combinaciones como “Melocotón Melba”, “Brisa de Verano”, “Mango Flip”, entre otros.Photobucket

La razón de estos nombres obedece, como muchas de las cosas de Kepén, a los sentimientos que produce el té en Omarly Alcina. Por ejemplo, “Longevidad” es una bebida a base de  té blanco  – que tiene mayor cantidad de antioxidantes que el verde, entre otras propiedades –  se hace con la granada y con cayena que es tranquilizante. “Yo siento que este es un blend que tiene muchos antioxidantes y te hace ser muy saludable y por eso le puse ese nombre”. Otro ejemplo es “Inmortalidad”, elaborado a base de té chino con rooibos y pétalos de rosa con romPhotobucketero. “En la medicina tradicional china se usa el romero para controlar la tensión alta, que es un asesino silencioso, y si no tienes ese enemigo, te haces inmortal”.

“Cuando haces un blend tienes dos fundamentos principales, tu blendeas buscando una propiedad saludable, particular, que fortalecer o  buscando un aroma o un sabor que te evoque un momento o una sensación”.

Como nuevo integrante de la familia de té que ofrece Kepén está “Bohemia”, creado para el día de los enamorados, y por ello en su elaboración participan elementos que destacan el amor. Con una base roja de Jamaica – que es dulce  – con fresas, pétalos de rosa,  convirtiéndolo en una bebida muy aromática y hasta afrodisiaca, por las propiedades de la rosa, que “relaja de manera consciente como para disfrutar de un momento especial y por eso lo decidimos para el día de los enamorados”.

De la idea personal a involucrar a la familia

PhotobucketSi bien Omarly Alcina es la cabeza visible de Kepén y su motor, no se puede dejar de mencionar que lo que comenzó como un negocio personal, ha tenido tanto éxito que ahora su esposo dejó sus negocios para trabajar en este proyecto, incluso las hermanas – una abogada y la otra ingeniera industrial – están al frente de sus tiendas Kepén. Otros familiares que se han sumado son un primo, que pese a ser  abogado ahora es el desarrollador de territorio, y cuando se dieron cuenta muchos de los miembros de la familia están al frente de una Kepen.

“Al final fui como sacando a todo el mundo de su área y enamorándolo e incorporándose a este proyecto”

 Sin miedo a la competenciaPhotobucket

Los venezolanos somos muy dados a la moda y cuando vemos que algo resulta, inmediatamente queremos imitarlo y el tomar té no es la excepción, ya no es solo Kepén el que ofrece esta bebida, sino que otros locales comerciales han comenzado a tenerlo en sus listas de productos.

Esto,  lejos de preocupar a Omarly Alcina, le parece sano, porque al final el que gana es el público y la competencia bien llevada genera un querer hacer mejor las cosas y optimizar los procesos en la elaboración de los productos.

En medio de la conversación, se volteó para ver a una niña, de unos 12 o 13 años que estaba pidiendo un té, aunque llevaba su comida de un local  de hamburguesa, y ese fue motivo para manifestar la alegría que siente cuando los jóvenes se acercan a conocer y beber té, sea frío o caliente, porque están preocupándose por su salud y su bienestar, lo que a la larga será de provecho en su vida adulta y les evitará tener enfermedades propias del ritmo de vida acelerado que se lleva en las ciudades.

El  mensaje final de esta empresaria lo resume en que “es importante en la vida un sueño nítido, claro, que puedas tocar, oler, sentir y lo segundo buscar la mejor preparación y el mejor conocimiento que puedas pagar para obtenerlo”. Se considera afortunada porque “el cosmos ha conspirado a mi favor” y que Kepén es un niño que está evolucionando y creciendo a su propio ritmo, cambiando el gusto del venezolano y abriendo la posibilidad a que en un futuro Omarly Alcina regrese a sus orígenes y monte una casa de té.Photobucket

“Quiero mi lugar chiquito, con aromas a los que estaba acostumbrada antes de Kepén, y tú mismo puedas mezclar para ti, algo que sea lo que necesites”, pero, al parecer  ese momento aún no está cerca, ya que el mercado se está abriendo, y no se puede olvidar de quienes están al oriente del país, que también deben conocer las propiedades del té y los sabores que evocan las sensaciones y los recuerdos de esta empresaria que conversó conmigo cerca de 50 minutos, hasta que tuvo que atender otros exigencias del negocio, pero que en este tiempo reveló parte de su personalidad y lo que la empuja a ser el motor y alma de Kepén.

Para conocer más de esta firma puedes visitar su página web: http://www.kepen.com.ve/ o seguirlos por su twitter @kepen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: