• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Ser Feliz: salud mental para vivir mejor

PhotobucketCuenta una leyenda que un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo. El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino. Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa. La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble.

Entonces encontró una planta, una Fresa, floreciendo y más fresca que nunca. El rey preguntó:Photobucket

—¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío?

—No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresas. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: “Intentaré ser Fresa de la mejor manera que pueda.”

Este relato titulado El Cuento de la Fresa, del chileno Jorge Bucay deja la moraleja de la felicidad, de esforzarnos en ser los mejores en lo que hacemos y no tener que vivir pendientes de los otros.

Pero también sirve de recordatorio  a la hora de hablar de la felicidad, que  es, en principio, un término difícil de definir, porque es un estado de ánimo y depende en mucho de nuestra concepción de la vida, ya que no todos somos felices en la misma medida, ni por las mismas razones.

Sin embargo, alcanzar una salud emocional óptima es una de las claves para ser felices. La felicidad se relaciona, para muchos,  con una buena calidad de vida y un estado de salud integral que incluye la dimensión física, mental, emocional y espiritual.Photobucket

La empresa Ipsos Global hizo una encuesta sobre la felicidad, trabajo  realizado en noviembre de 2011, que arrojó como resultado que un 74% de personas en América Latina son felices. La encuesta estudió a 18.687 adultos de 24 países.

Además destacan que América Latina registró un mayor número de personas muy felices, con un tercio de encuestados diciendo que lo eran (32%), seguida de América del Norte (27%), la región Asia-Pacífico (24%), Medio Oriente y África (24%). Sólo 15% de los europeos dijo sentirse muy feliz.

De acuerdo con John Wright, vicepresidente de Ipsos Global, “las razones de por qué las personas son felices deben ser cuidadosamente consideradas. No se trata sólo del bienestar económico. Se trata de toda una serie de otros factores que les hacen ser lo que son hoy.”

Y es tan cierto qPhotobucketue las razones para ser felices son disímiles que en un trabajo titulado “Indefinible por definición”, publicado en la página web de Pulso Ciudadano, mencionan que  “si le pregunto al zapatero de mi barrio, seguramente me dirá que la felicidad es ver ganar al Toluca los domingos; si interrogo al especulador bursátil, me contestará que la felicidad depende de cuánto crecieron ciertos valores accionarios; si inquiero al habitante de las favelas de Río, relacionará la felicidad con el zangoloteo cadencioso de la samba; si hago una encuesta en la redacción, más de una me responderá que la felicidad es obtener una exclusiva o una nota de primera plana; si cuestiono al proxeneta, me asegurará que ser feliz implica recibir un cargamento de migrantes indocumentadas listas para explotar, y si planteo la interrogante a ciertos presidentes, me responderán que se sienten dichosos jugando a la guerrita con soldados de carne y hueso”.

Entonces, ¿Qué hace que seamos felices?, ¿acaso hay una fórmula?Photobucket

Según Germán Retana, sociólogo, consultor de negocios y profesor del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), “Tener salud emocional implica un estado de paz interior que permite gestionar adecuadamente diversos ámbitos de la vida y que se vincula a la energía que un individuo posee para alcanzar los propósitos en los que cree. Se trata de un bienestar psicológico integral”.

En este pensamiento de Retana está el concepto de la salud emocional, que nos permite  tener una mejor gestión de las emociones y de nuestro comportamiento. Quienes tienen estabilidad emocional llegan a estar mejor preparadas para manejar la adversidad, construir relaciones sólidas, y llevar vidas productivas y plenas.

Y aquí vamos a la parte de la fórmula que ofrece Retana, para ejercitar la salud emocional, siguiendo estas recomendaciones: “El estado emocional hará que las personas cuiden o descuiden su estado físico. Una persona emocionalmente sana está consciente de que debe cuidarse físicamente. Estar bien físicamente le servirá para mantenerse mental y emocionalmente saludable. Es un círculo virtuoso”.

Photobucket

Para Retana la actividad física y la alimentación son fuentes de regeneración física, mental y emocional. “No somos los mismos en la mañana que en la noche luego de un arduo día de trabajo. Una persona que mantiene un buen estado físico posee mayor ca

pacidad de respuesta al cansancio mental que generan las jornadas laborales”.

De acuerdo con la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, “las decisiones que toman las personas diariamente con respecto a su alimentación y actividad física afectan su salud y cómo se sienten hoy y en el futuro. Alimentarse bien y mantenerse físicamente activo son esenciales para un estilo de vida saludable”.

¿Beneficios emocionales de la actividad física? Lo he escuchado antes  

Según Retana, hacer actividad física no sólo fortalece el corazón y ayuda a prevenir enfermedades crónicas, sino que también libera endorfinas, sustancias químicas que nos dan energía y levantan nuestro estado de ánimo. Retana señala que hacer actividad física crea optimismo, canaliza la tensión muscular, eleva el espíritu competitivo y la conciencia de salud.

Además menciona, “aunque la actividad física no garantiza la ausencia de problemas emocionales, sí permite una predisposición constructiva ante la adversidad, una mayor fe en el mejoramiento de las situaciones y una intención de sanar”.Photobucket

Según el experto, “debemos seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud: mantener un estilo de vida activo y saludable, practicando actividad física 30 minutos diarios, al menos 5 veces a la semana”.

Estas recomendaciones de Retana no se alejan de lo que hace unos días se mencionó en este mismo blog con las opiniones de los doctores Ciro Gaona Yáñez, médico Neurólogo y director Médico del Consejo Consultivo de la Fundación Alzheimer de Venezuela, y Samar Yorde, médica Cirujana egresada de la Universidad del Zulia, especialista en Salud Pública, con Maestría en Administración del Sector Salud, mención Planificación quienes destacaron la importancia de  ejercicio para mantener sano el músculo que es el cerebro, así como  evitar las enfermedades crónicas.

Para todos estos especialistas,  alimentación sana y balanceada es sinónimo de disciplina personal y del estar en control de sí mismas, factor esencial de la salud emocional.Photobucket

Según la nutricionista costarricense María Laura Matamoros, uno de los factores que se debe de tomar en cuenta para tener un buen funcionamiento de la mente es la hidratación: “varios estudios han demostrado que cuando la hidratación no es la adecuada se disminuye la capacidad de concentración y en los casos más extremos la capacidad de razonamiento se ve disminuida”. La especialista indica que todas las bebidas hidratan, “una persona se puede hidratar con agua, jugos, café, gaseosas, entre otros”.Photobucket

Igualmente añade que las meriendas, que forman parte de una alimentación balanceada, juegan un papel clave en el pensamiento y razonamiento, ya que al tener pequeñas dosis de comidas en intervalos medianos (3-4horas) se puede tener un mejor manejo de la glicemia (la medida de concentración de glucosa libre en sangre).Photobucket

Anthony de Mello, escribió El Ratón Preocupado, donde cuenta que  según una antigua fábula india que había un ratón que estaba siempre angustiado porque tenía miedo del gato.  Un mago se compadeció de él y lo convirtió… en un gato.

Pero entonces empezó a sentir miedo del perro.  De modo que el mago lo convirtió en perro. Luego empezó a sentir miedo de la pantera, y el mago lo convirtió en pantera.  Con lo cual comenzó a temer al cazador.Photobucket

Llegado a este punto el mago se dio por vencido y volvió a convertirlo en ratón, diciéndole: “Nada de lo que haga por ti va a servirte de ayuda, porque siempre tendrás el corazón de un ratón.”Photobucket

Sea la razón por la que sea que estemos felices, lo importante es mantener esa actitud, que viene del interior de nosotros, que es la salud emocional gracias a la paz y la alimentación sana y balanceada; por lo que debemos evitar que el exterior pueda cambiarnos, ya que estaríamos dándole un poder al entorno, personas, situaciones, etc, que si no apoyan están obstaculizando nuestro crecimiento, como dice el refrán: “mucho ayuda el que poco estorba”, o esa es mi Visión Particular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: