• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Cuerpos tras las rejas: mentes en libertad

PhotobucketLa Penitenciaría Oswald era un recinto carcelario de máxima seguridad, donde la violencia extrema, los diálogos fuertes, y una mirada desprovista de cualquier prejuicio, eran el pan nuestro diario, sino la galería de personajes variados, tanto que muchos de ellos no alcanzan a estar mucho tiempo porque pronto pasaban a mejor vida.Photobucket

En este recinto carcelario, mejor conocido como Oz había grupos que se disputan los liderazgos. Estaban los Arios, especies de neonazis racistas y homofóbicos que no dudan en violar a los recién llegados como rito casi de bautismo; Los Musulmanes, encabezados por Said, un carismático y espiritual negro; Los Italianos que manejan la cocina y, por lo tanto los cuchillos; Los Latinos; Los Irlandeses (los hermanos Cyril y Ryan O’Reily); entre otros. También están Augustus Hill, un negro paralítico que hace las veces de narrador; Beecher, un abogado de buena familia que tras llegar a Oz por conducir ebrio y atropellar a un niño su vida se convirtió en un martirio: fue sometido sexualmente y su esposa e hijos fueron asesinados. Ahora se asume gay y su pareja está a punto de ser condenada a muerte.Photobucket

Están también los carceleros y administrativos, como la hermana Peter Marie (Rita Moreno), una religiosa sin hábito y con algunos problemas vocacionales; la doctora Nathan, que lucha contra sus miedos internos tras haber sido violada al interior de la cárcel; McManus, una especie de administrativo yPhotobucket consejero; o el padre Mukada.

Esta era una  historia ficticia creada por Tom Fontana, en 1997, para la cadena de televisión HBO y que – para muchos – sacudió la pantalla con la serie Oz, por   reflejar la vida de peligrosos criminales y meterse en la mente de ellos criminales, conocerlos en diversas facetas a lo largo de las 6 temporadas que duró la serie.Photobucket

Las cárceles siempre han sido motivo de inspiración para contar historias, de las condiciones de vida que hay en los recintos y de quienes llegan ahí por cualquier razón debiendo aprender a manejarse con los códigos propios que se establecen en estos lugares de reclusión.

Pero aunque el cuerpo esté encerrado físicamente, la mente siempre ofrecerá la posibilidad de que su portador pueda experimentar la libertad y el recién finalizado Festival Internacional de Teatro de Caracas 2012 presentó dos ejemplos distintos pero que, separados en el tiempo y la distancia, tienen un mismo fin: transportarse fuera de las paredes y olvidar   la realidad extrema.

La realidad siempre supera siempre a la ficciónPhotobucket

En la Patagonia Argentina está una cárcel, el Penal Rawson,  también conocida por ser la cárcel emblema. La dictadura de Alejandro Agustín Lanusse la destinó para concentrar allí a todos los presos de las organizaciones armadas, estudiantiles y gremiales. Allí fueron a parar los dirigentes guerrilleros, así como el sindicalista Agustín Tosco. El 15 de agosto de 1972 los presos políticos tomaron el penal. El objetivo era conseguir la mayor fuga en la historia del país: más de 120 militantes revolucionarios iban a escapar. Pero hubo un fallo en el plan y sólo pudieron salir 25 dirigentes. Seis consiguieron escapar a Chile en un avión de línea que habían tomado, mientras que otros 19 quedaron cercados en el Aeropuerto. Negociaron que los regresaran al penal y se entregaron. Pero fueron llevados a la base naval Almirante Zar, donde los tuvieron hasta el 22 de agosto, cuando los sacaron de las celdas.Photobucket

“–Ahora van a conocer el terror antiguerrilla –gritó el capitán Luis Sosa, antes de que abrieran fuego sobre los prisioneros. Tres de ellos sobrevivieron y contaron lo que había ocurrido, mientras la dictadura intentaba hacer pasar los asesinatos por un intento de fuga. Los tres sobrevivientes de Trelew fueron secuestrados durante la última dictadura.”Photobucket

Rawson volvió a recibir presos políticos en 1974 y continuó alojándolos los siguientes diez años. En esta última etapa estuvo Chicho Vargas, durante ocho años y – según contó – los presos sólo podían juntarse los domingos y, cuando lo hacían, se reunían de a cuatro, donde dos hacían de actores y dos de público.  El padre de Vargas realizaba un viaje de varios días sólo para poder ver a su hijo en esa semana específica que permitían la visita; la muerte lo encontró en uno de esos viajes en la forma de un ataque al corazón. En esa época Vargas y Ernesto Suárez hacían teatro militante -como prefieren llamarlo-, teatro político o “subversivo” para algunos sectores. Integraron el “Grupo Arlequín”, y debido a su fuerte compromiso político fueron objeto de persecuciones durante el último gobierno de la dictadura Argentina. Esa actividad teatral le costó a Chicho Vargas la cárcel y a Suárez el exilio.Photobucket

Años después, Arístides Vargas, el hermano del preso, estuvo en la Patagonia haciendo una investigación  y, coincidencias de la vida, sucedió, tal como él lo comentó para el Festival Internacional Artes Escénicas Región de Murcia le pidieron “del CELCIT de España, de Almagro, una mirada sobre ´El Quijote´ para el festival de teatro clásico de Almagro. Y coincidió con un viaje previsto a Patagonia, para realizar una investigación sobre cómo realizaban teatro los presos políticos. En la Patagonia, en una cárcel que está allí, qPhotobucketue en los años 70 era una cárcel dedicada a los presos políticos. Yo estaba allí haciendo esta investigación y de pronto me llamaron de Almagro para esto, y se me fue ocurriendo abordar la mirada a partir de la visión de los presos”.

“El Quijote” de Miguel de Cervantes y Saavedra es la novela cumbre de la literatura en lengua española y se dice que quizás en la cárcel de Sevilla, pudo tener “El Quijote”, cPhotobucketoncebido probablemente en Argel y vivido en La Mancha, su ejecución definitiva.

Con las dos historias, la del teatro que se hacía en la prisión y con la encomienda de revisar “El Quijote”, Arístides Vargas creó “La Razón BlindadPhotobucketa” una obra de la compañía de teatro ecuatoriana Malayerba, en homenaje  a un hombre, su hermano, que a pesar de haber pasado siete años vigilado día y noche en una cárcel de máxima seguridad, afirma que “allí, todos los domingos, fue feliz”.

“La Razón Blindada” se presentó en el Teatro César Rengifo de Petare, como la única agrupación extranjera que visitó ese escenario durante el Festival Internacional de Teatro dPhotobuckete Caracas.

Jugando con la necesidad de liberarse de las ataduras físicas que representa estar encerrado en una prisión, y aprovechando ese pequeño espacio que se le daba a los detenidos una vez a la semana, Vargas ubica en su pieza teatral a dos presos políticos,  que los domingos al atardecer se unen para contarse la historia de Don Quijote y Sancho Panza, con las limitaciones que supone el estar preso en una cárcel de alta seguridad, pero también con la necesidad vital de contarse una historia que los salve, que los transporte a la imaginación, ese lugar donde ningún dolor estar presente porque se busca imaginar otra realidad.Photobucket

Los dos presos reinventan continuamente a Don Quijote, desde la cárcel, la presencia del encierro y de la privación de libertad, el constante acoso de la razón y el deseo como en Kafka, no es otro que Sancho Panza, quiere ser su Señor,  que nos lleva a pensar que Cervantes encarcelado intenta fugarse a través de sus fantasías, y como Don Quijote cabalgar libre y solitario.Photobucket

Arístides Vargas emplea en “La Razón Blindada” el mismo procedimiento que empleaban los presos políticos de la dictadura argentina en los encuentros culturales de los internos de Rawson, y por eso la obra pasa por diferentes niveles, como el gestual, el dramatúrgico, el espacial; siempre  ante la vigilancia y el control desde afuera, que se demuestra en los momentos en que uno de ellos dice: ¡Cuidado, Cuidado!,  y se congela la acción, lo que supone el paso de los guardias.Photobucket

Explicó en la entrevista a festivalotro que “el trabajo que se realizó con el otro actor (Gerson Guerra) fue muy intenso: trabajamos entre Gerson, una directora de actores y yo. Nos encerramos durante 3-4 meses, y fuimos elaborando este discurso escénico que no tenía nada que ver con el texto; si tú lees el texto, no hay ningún apunte escénico en él, sólo están las palabras y algunos apuntes de atmósfera, pero el trabajo real, es decir, la escritura definitiva del espectáculo nace de ese periodo de trabajo posterior al texto. Aunque no siempre es así en los textos que escribo, a veces los elaboro con las actrices y con los actores. No siempre un texto teatral es el punto de partida. También realizamos ejercicios de indagación, de investigación, que nos dan pie a la gestación posterior de un espectáculo”.
Photobucket

 De la Mancha, personaje interpretado por Gerson Guerra, es siempre Quijote, mientras  Panza, personificado por Arístides Vargas,  actúa a todos los demás personajes.  En el montaje una olla se convierte en casco, un fideo en lanza, un trapo en armadura. Mesas y sillas coreografiadas. Una pantalla que muestra imágenes desenfocadas de un espacio real que se vuelve indeterminado, cualquiera; la prisión está ahí, pero también puede estar fuera. Los cuerpos permanecen siempre sentados, porque no pueden pararse… “no se permite pararse” y eso lo remarca De la Mancha cuando casi aPhotobucketl final de la obra, Panza decide tener su momento de rebelión y dice su texto de pie.

Rocinante – el caballo –  habla y Toribio, el perro de Quijote, reclama airadamente por la explotación de los canes, aunque bajo líneas se entiende que habla de las condiciones de los presos de la cárcel. Sancho Panza recibe de El Quijote una isla para gobernar, pero que está tan lejos que jamás podrá habitarla, y sabe que sus habitantes no lo querrán porque él no es como ellos.Photobucket

Dos personajes que entre domingo y domingo deben enfrentarse al silencio, a las reglas y códigos que no permiten hacer preguntas, pero que luchan por llegar a ese último día de la semana para  representar, corregir, transformarse, reescribirse, y de alguna manera lograr evadirse de esas paredes, porque el cuerpo estará encerrado, pero el pensamiento es libre y eso no se puede detener, solamente con la muerte.

La meta: una ciudad italiana

PhotobucketEn ese escapar de la prisión hacia lugares más alegres, más con vida y que representen el ideal de la tranquilidad, la paz y la estabilidad que no se tiene al estar encerrado en paredes con barrotes, dos hombres, sin saber la razón de su detención, vuelan con la imaginación hacia el sueño que representa Fiesole.

Pero esta ciudad no es producto de la fantasía, ni un lugar utópico,  Fiesole es parte de la provincia de Florencia, en la Toscana, Italia. Se encuentra a 8 km de Florencia en una montaña (346 m) desde la que se ve una panorámica de dicha ciudad. La población de Fiésole ronda los 14.100 habitantes.

Hoy la ciudad mantiene sus muros etruscos, Termas romanas y un teatro romano; una iglesia románica del 1028 y el Palazzo Comunale (el ayuntamiento) del siglo XII.Photobucket

Pero la ciudad es una excusa que usó José Ignacio Cabrujas para demostrar, una vez más, lo que era su genio creador. Lo digo porque  después de su prisión en el SIFA, en 1967, escribió “Fiesole” obra que consideró “mi gran fracaso teatral, pero mi gran orgullo, porque yo me dije `al diablo’, yo voy a escribir de lo que me pasa”, y descubrió que el teatro es gente que habla como su tía Josefa: “el día que yo le presente a los venezolanos la forma de hablar de mi tía Josefa se van a reír mucho”, según narración de Leonardo Azparren Jiménez.

PhotobucketLa música es un elemento siempre presente en las obras de Cabrujas y en Fiesole resaltan los textos y melodía de El Barbero de Sevilla.

Al igual que Oz, y la “Razón Blindada”, “Fiesole”, transcurre en una prisión, una celda de cualquier lugar del mundo; solamente hay en escena dos cajas que sirven de asiento a los personajes, llamados Uno y Otro, quitándoles así toda personalidad, toda significancia, con un mundo interno detenido, mientras afuera se escuchan las cornetas, los gritos de los niños y se percibe la luz intensa que no llega a la celda. La hostilidad carcelera se refuerza por los quejidos del preso vecino, el sonido de botas en formación y la voz en off, en el espacio de la extraescena.Photobucket

“Fiesole” fue una de las  actividades especiales, en forma de lectura dramatizada, del Festival Internacional de Teatro de Caracas,  y estuvo bajo la dirección de Consuelo Trum, con  los actores Vicente Peña y Adolfo Nittoli, quienes dieron voz  este texto en el Centro Cultural La Pizarra de Los Dos Caminos.Photobucket

Los dos personajes están en su mundo, tratando de olvidar lo que sucede más allá de las paredes, donde hay indicios, no mostrados en la lectura dramatizada, que sugieren la presencia de un sistema opresor de la  democracia venezolana de la década del sesenta, que aún estaba muy cercana a las prácticas intimidatorias de la reciente dictadura perezjimenista.

Al igual que en el texto de Arístides Vargas, Fiésole se basa en una experiencia vivida por Cabrujas junto a Herman Lejter, para, usando el absurdo y el recuerdo de “Esperando a Godot”  de Samuel Beckett, convertir esa experiencia carcelaria en un hecho ficcional que deje claro el pensamiento de su autor.Photobucket

Sobre la pieza, José Ignacio Cabrujas explicaría a Carlos Miguel Suárez Radillo, en 1971, que  “Dos grandes obsesiones me asedian antes de escribirla: que los personajes no tengan nombres determinados y expresar mi odio a las fuerzas represivas ante la posibilidad de que un hombre, sin saber porqué, pueda ser acosado y privado de su libertad. Esta última nace, sin duPhotobucketda de la prisión que sufrimos Herman Lejter y yo durante once días durante los cuales sin saber porqué estábamos presos, sufrimos interrogatorios interminables y registro en el apartamento de la revista que ambos editábamos. Después de agotar todos los posibles temas de conversación, cantar todas las arias de ópera conocidas, recitar cuanto poema recordábamos, surgió en nosotros el fastidio – no rebeldía- con el país Comenzamos a pensar en ahorrar dinero, cuando saliéramos, y marcharnos a Europa, quizá a Fiésole, la colina del Renacimiento”, este testimonio lo recoge Yoyiana Ahumada Licea en su obra “VENEZUELA: LA OBRA INCONCLUSA DE JOPhotobucketSE IGNACIO CABRUJAS”, publicada en la Revista digital de las Artes Escénicas- No.4 (Enero, 2006).

La lectura dramatizada dirigida por Trum  da esa sensación de encierro, de espacio indefinido, con sus pocos elementos en escena, y con luces brillantes que dejan entrar la luz y el ruido exterior, mientras Uno y Otro fantasean con un lugar idílico que los lleve más allá de esas paredes y les permita vivir de una mejor manera.

Al igual que en “El Proceso” de Franz Kakfa, ninguno de los personajes explica, o en realidad desconoce, qué los llevó a esa celda ni tienen idea de cuándo saldrán de allí, pero saben que la mente, al igual que lo conocen “De la Mancha y Panza” en “Razón Blindada”, es lo único que los barrotes, las celdas y la rePhotobucketpresión no pueden retener ni dominar, porque la necesidad de libertad no pasa solo por el cuerpo que requiere un espacio abierto para crecer, sino que es  el fruto de algo superior, del alma, que suceda lo que suceda, siempre querrá trascender y volar más allá de cualquier obstáculo, gobierno, o sistema que reprima, tenga 13 o 50 años en el poder, o esa es mi Visión Particular.

Anuncios

2 comentarios

  1. […] Pluma y la Tempestad de estos tiempos, Jacinta en el umbral, Instrucciones para abrazar el aire, La Razón Blindada, entre otras, Vargas ha dirigido importantes grupos y compañías latinoamericanas entre las que […]

  2. […] los espacios son una constante en sus obras, basta ver “Nuestra Señora de las Nubes” o “La Razón blindada” para entender esto, y ahora en “MAR” nos habla de la ausencia, de una pérdida de los […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: