• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Bongo, Mongo, Pongo se fueron de Farra a San Martín

Al entrar en la sala, nos recibe la música de una rocola de esas viejas, de bar de mala muerte, con melodías de boleros antiguos. Mientras nos acomodamos y nos acostumbramos a la baja luz, propia de esos lugares frecuentados por quienes quieren tomarse algo y conversar, u otras cosas en la intimidad, tres personajes están sentados en el centro del escenario bebiendo, y tratando de pasar un buen momento, aunque se nota que hay tensión.

Photobucket

Cómo no va a existir tensión si esos tres seres están allí para planear asesinatos, y no cualquier tipo de muerte, sino que están pensando la manera de salir  – airosamente – del crimen de sus mujeres.

Photobucket

El lugar no puede ser más decadente, así como las intenciones de quienes están ahí, incluidos los espectadores, quienes como convidados de piedra conocerán las bajas pasiones de Bongo, Pongo y Mongo que guardan secretos de los símbolos del poder que representan: el religioso, el legislativo y el militar.

Photobucket

Los tres personajes forman parte de la obra “La Farra” escrita por Rodolfo Santana en 1969, que fue estrenada en 1972, y ahora ocupa los espacios de la sala Textoteatro del Teatro San Martín de Caracas.

Photobucket

René Dal Farra, Alberto Cairós y Gilberto Rolo se convierten en estos tres personas, quienes de la mano de David Villegas, dan vida a historias que recuerdan crímenes ocurridos en la Venezuela de los años sesenta, que luego fueron reflejados en el libro “Cuatro Crímenes, Cuatro Poderes” de Fermín Mármol León, e incuso llevados a la pantalla en Cangrejo y II, películas de Román Chalbaud.

Photobucket

Estos tres actores dan vida a otros personajes, ya que también encarnan a las víctimas de sus deseos ocultos. Bongo (René Dal Farra) es un sacerdote que viste una túnica gris oscura y a la vez hace de esposa del general Pongo (Alberto Cairós). Este último es un militar que se desvive incrementar el número de medallas de reconocimiento que exhibe en su pecho. Este personaje, a su vez, interpreta a un monaguillo durante el asesinato a una monja y de detective, para investigar los hechos de otro de los occisos. Mongo (Gilberto Rolo) es el político, el senador. También hace las veces de hermana de Bongo, de Manzobispo y luego aparece como Presidente, con una banda que le cruza el pecho.

Estas son las descripciones que hace Santana sobre los personajes de su obra, y es que hasta el cura tiene a una mujer de la que quiere salir, aunque en este caso no es su esposa, sino su hermana, por la que siente una “paranoia” al creer que es una mujer de mala reputación, tal vez reflejo de sus propios deseos ocultos para con ella.

Photobucket

El militar es un protegido del Presidente, o especie de dictador de cualquier país, que solamente se siente seguro si está custodiado por Pongo, razón suficiente para defenderlo en la acusación del asesinato de su esposa, y que él asegura fue un atentado de los guerrilleros, o lo que es lo mismo, la oposición, para desprestigiar al Gobierno.

Photobucket

Mongo tiene la frialdad del político que estudia sus movimientos, como si de un actor se tratara, y ensaya poses para verse afligido luego que su esposa muera en una explosión, de la que él mismo ha sido el orquestador, con la ayuda de una imagen de una virgen que es regalada a la despreocupada víctima como homenaje por su cumpleaños, pero tiene suficiente explosivo para que no queden rastros de ella.

Photobucket

Santana coloca en este bar de “mala muerte” a estos tres personajes que por sus intenciones no podrían estar en otro lado, porque quiere reflejar lo bajo que se cae querer atentar contra la vida de otro ser humano. Actos de violencia que por una sociedad corrupta y que se vende al mejor postor quedan impunes, pues los victimarios son entes importantes para el “Status Quo”  y sus condenas serían un desprestigio para sus instituciones, cuando la verdad es que las organizaciones que realmente tienen bases sólidas sobreviven a cualquier acción desleal de sus miembros y las acciones punitivas internas les dan mayor credibilidad.

Photobucket

Las actuaciones comienzan tímidas, como recitadas pero luego van entrando en calor y convencen al espectador del texto que se está interpretando. Hay momento que parecieran de “comiquita”  con un detective más a la imagen de “Dick Tracy”  pero ese juego entre la exageración  y los temas de la realidad solo hacen que el espectador reflexione sobre los puntos importantes del montaje: el deseo de matar, y el reflejo de una sociedad que sabe que puede salirse con la suya si toca las teclas precisas.

Photobucket

La dirección de la pieza se mueve correctamente, utilizando el centro del escenario, en una sala que es pequeña, para concentrar los movimientos de los actores, quienes se cambian tras bastidores para interpretar sus otros papeles, y no restar atención a la escena que se está representando.

La musicalización es de Verónica Arellano, mientras que la iluminación corre a cargo de Gerónimo Reyes y en la asistente de dirección está  Patricia García.

Photobucket

Bongo, Pongo y Mongo son un juego de palabras- que podrían semejar a los tres monitos que no ven, no hablan y no escuchan – para decirnos que,  posiblemente,  ahora o en cualquier momento de la noche hay seres que se reúnen en  bares para dejar salir lo que son capaces de hacer, manipulando y mintiendo para conseguir sus deseos y salir sin consecuencias.

Cualquier semejanza de esta obra con hechos pasados, presentes y quizás futuros podrían no ser casualidad, ya que según el dicho popular: el “hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”, aunque a veces creo que lo hace en más de dos ocasiones, o esa es mi Visión Particular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: