• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

La soledad es mala consejera

“En la campiña escocesa de Selkirk, Lady Isabella Stirling, quien reside en Bowhill Park,  ha estado condenada a un matrimonio sin amor y confinada en una finca donde lo más que hace es ocuparse de su jardín de rosas. Con un marido ausente durante meses y pocas visitas, Bella vive una solitaria existencia, negando las pasiones que le queman el alma. Es entonces cuando su prima va a visitarla y le hace una escandalosa sugerencia: lo que Bella necesita es un amante. Contratar a un amante. A pesar de su necesidad, Bella se niega. Pero pronto el señor Gideon Rosedale llega y se pone a su servicio durante dos semanas. Complacida por lo que entiende como un flirteo inofensivo, Bella es vencida por la embriagadora presencia de Gideon. Y cuando por fin Bella le permite satisfacer sus deseos, descubre que ha hecho algo inconcebible: se ha enamorado”.

Photobucket

Este relato resume la trama de la novela “El Acompañante”, de Evangeline Collins, publicado en el 2011, que gira  sobre la historia de una mujer que “contrata los servicios de un caballero y no al revés, como pasa casi siempre”, como menciona quien se hace llamar Melisma en su crítica publicada en El Rincón de la Novela Romántica.

La necesidad de “estimulación humana es algo que se ha reconocido desde tiempo inmemorial. En la mayoría de las culturas existe la costumbre de que los afligidos por enfermedades, muertes o desgracias, reciban ánimo y apoyo de parientes, amigos, vecinos o incluso extraños que puedan permanecer con esa persona hasta que recupere su entereza. Ante un desastre o peligro repentino externo o interno, los adultos con frecuencia aumentan sus exigencias de otras personas, buscando la proximidad de un ser conocido y en quien confían, manifestando una conducta de apego que prolonga de modo directo la de la infancia”. Esto,  desde el punto de vista psicológico,  justifica que en algún momento de la vida se requiera de los servicios de una acompañante.Photobucket

Lo que aclaran los expertos en psicología es que “El acompañante no es un amigo y tampoco debe presentarse como tal, aunque en un principio puede facilitar el vínculo, con el transcurrir del tiempo puede perjudicarlo o hasta producir la interrupción del acompañamiento como consecuencia de la desaparición de las diferencias que siempre deben estar presentes. El acompañante no debe responder a la amistad con amistad, pero no debe rechazar que el paciente lo ubique en ese lugar, ya que esto es necesario para llevar adelante el acompañamiento. Con relación al honorario de nuestro trabajo utilizamos como estrategia, realizar la primera entrevista en el domicilio particular del paciente y allí evaluar: contexto familiar, socioeconómico, frecuencia semanal del AT y dificultades tanto del paciente como de la familia”.Photobucket

En 1978, Isaac Chocrón (1930-2011) publica su obra de teatro “El Acompañante” una historia ubicada en Maracaibo, donde una cantante  de ópera un poco devaluada, Estela Ramírez, decide contratar a  un pianista – José Lara – para que la apoye en sus ensayos de canto y posible regreso a los escenarios. Pero como siempre pasa, la historia no queda ahí, como tampoco quedó en la novela de  Collins.Photobucket

En la obra teatral, la cantante guarda un secreto que tal vez es lo que en realidad la motiva a buscar la compañía de un artista, un músico, mientras que el pianista ve una posibilidad de surgir y llevar a delante sus planes, algo oscuros en realidad, y que no tienen mucho que ver con la música y sin con algo de odio y deseos reprimidos.Photobucket

María Teresa Haiek, interpreta a Estela Ramírez, mientras que “el acompañante” es Domingo Balducci en el montaje que está presentándose en la Sala José Ignacio Cabrujas  de Los Palos Grandes, con dirección de Daniel Mago. De entrada hay que decir que nada es lo que parece en cuanto al texto, algo extenso – tanto que hay hasta un intermedio – ya que hay muchas suposiciones buscando que el espectador sea también partícipe y saque sus conclusiones.Photobucket

El inicio de la obra es formal, se plantea el conflicto – la contratación – que en las  primeras de cambio no son favorables al pianista, porque ella cree que merece algo mejor, ya que este pobre hombre, venido de lo más apartado del estado Zulia, ni siquiera tiene sus “papeles en regla”, mientras él, algo tímido y abrumado, intenta seguirle el juego a la “señora”.   Este es un acto para poner sobre el tapete la  desconfianza mutua, manipulación, y la nostalgia de dos seres que están a punto de comprobar que la soledad es mala consejera.Photobucket

Los primeros textos tienen que ver con la referencia al aire acondicionado de la casa de la cantante, como para romper el hielo, y los aires de “diva” de ella frente al poco roce que posee Lara de la vida mundana. Poco a poco comienzan a sucederse acciones, Photobucketque se acompañan con arias operáticas y la voz de María Callas, que le dan atmosfera a lo que plantean los dos personajes, donde la ambigüedad en el lenguaje llega a desesperar porque uno quiere saber de qué va este encuentro, qué se vislumbra más allá de una simple entrevista de trabajo. Una cosa lleva a otra y casi al final de la primera parte se consume un acto como el que recrea Collins en su novela, y al igual que Lady Isabella Stirling, Estela Ramírez sucumbe ante José Lara, aunque no queda claro quién termina seduciendo a quién, pero cuando se trata de estar acompañado eso es lo de menos, y aquí ambos personajes necesitan olvidar su soledad por un momento.Photobucket

El segundo acto es de mayor acción, se revelan las intenciones de José Lara y es la cantante la que queda muchas veces en desventaja ante el odio y los planes del pianista, siempre rodeados de la tragedia que platean operas como La Traviata, Madame Butherfly, y en especial Tosca, para que al final se viva la muerte, y todo vuelva a girar hacia su inicio, como el uróboros, la serpiente que muerde su propia cola y que simboliza “el esfuerzo eterno, la lucha eterna, o el esfuerzo inútil, ya que el ciclo vuelve a comenzar a pesar de las acciones para impedirlo”. Es el momento de la ira y la desesperación que comparten la cantante y el pianista, pero también revela la necesidad de compartir aquello que se anhela, o se desea como fruto prohibido, porque – nuevamente – la soledad nunca es buena dando consejos.Photobucket

Sobre las actuaciones hay que decir que al inicio  de la pieza María Teresa Haiek suena “recitadora” de su texto, tal vez por disposición del director, pero no se le cree porque hay una “teatralidad” más allá de la cantante de ópera y al recitar los largos textos escritos por Chocrón resultan poco atractivos para el espectador.Photobucket

Conforme avanza el montaje uno se llega a acostumbrar a esta forma de hablar de la cantante y puede disfrutar de la actuación, aunque a veces se pierde la concentración del espectador cuando Haiek olvida alguna parte del texto y se nota que está utilizando su histrionismo para volver al camino. ¿Es creíble su papel?, yo diría que a ratos sí, a muchos otros no.Photobucket

Por su parte, Domingo Balducci en el rol de José Lara, plantea un hombre ambiguo, extraño, con una “agenda” oculta que poco a poco se va revelando, principalmente en el segundo acto. A ratos pareciera que está “seduciendo” a la cantante, otras veces su timidez pareciera denotar su poco interés por las mujeres, una ambigüedad que como mencionan estudiosos de la obra de Chocrón es muy dada en su dramaturgia. Balducci logra cambios en la personalidad de Lara y eso se nota en escena, porque el personaje  quiere darle un  giro distinto a vida, desea que le pasen cosas, buenas o malas, pero que le saquen  de esa rutina que es vivir en una ciudad como Maracaibo, a la que considera atrasada y sin contacto con el mundo moderno, algo que para el momento en que se escribió la obra no estaba alejado de la realidad.Photobucket

Daniel Mago en su condición de director debutante tiene fallas al no tomarle el ritmo a la pieza y por querer mantenerse fiel al texto original sacrificando el “tempo” al que estamos acostumbrados los caraqueños de hoy en día, lo que hace el montaje algo pesado, situación que no ayuda la iluminación tan oscura, innecesariamente, porque los personajes podrían tener mayor naturalidad con una adecuada iluminación, ya que la atmosfera no se crea en el exterior sino que viene del trabajo interior de los dos personajes.  El segundo acto está mejor trabajado, más natural, mientras que en la primera parte, hay mucho texto declamado.Photobucket

El final también merece una revisión, porque al ser un círculo, el público desconoce que es el momento de aplaudir, quedando a la espera de que alguien lo haga primero para seguirlo.

La presentación inicial – a cargo de Mago – le resta seriedad, parece de aficionados, como buscando explicar algo que no lo necesita, por lo que deberían revisar eso y obviarlo, ya que parece “acto de escuela”  y no un trabajo de profesionales.Photobucket

Una propuesta interesante de apreciar donde el espectador saldrá con un sabor amargo, no por el montaje en sí,  sino por la tragedia que viven estos personajes; una artista que en su soledad busca “lo que no se le ha perdido” y un pianista que como “el gato curioso” termina siendo “el acompañante” menos deseado por cualquier mujer, o esa es mi Visión Particular.Photobucket

“El Acompañante” – una producción del grupo Amarcorteatro – se está presentando hasta el 26 de agosto, con funciones los viernes y sábados a las 8:00 p.m., y los domingos a las 6:00 p.m., en la Sala Cabrujas de Cultura Chacao, ubicada en la Avenida Francisco de Miranda con 3ra. Avenida de los Palos Grandes, CC. El Parque, Nivel C-1. La entrada tiene un costo de Bs. 80 (Entrada General) y Bs. 60 (Estudiantes y Tercera Edad).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: