• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

¿Dominó o Mariposas? Causas y efectos


Photobucket

La Teoría del caos habla de ciertos tipos de sistemas dinámicos muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales. Pequeñas variaciones en dichas condiciones iniciales pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro; complicando la predicción a largo plazo.Photobucket

Esto que en principio pudiera parecer algo de científicos o de matemáticos, lo que es verdad, tiene en realidad mucho que ver con la vida diaria.,  Dicho de otra forma, la Teoría del Caos se asocia con lo que, en 1960, hacía el meteorólogo Edward Lorenz, quien  se dedicaba a estudiar el comportamiento de la atmósfera, tratando de encontrar un modelo matemático, un conjunto de ecuaciones, que permitiera predecir a partir de variables sencillas, mediante simulaciones de ordenador, el comportamiento de grandes masas de aire; en definitiva, que permitiera hacer predicciones climatológicas. Photobucket

“Lorenz recibió una gran sorpresa cuando observó que pequeñas diferencias en los datos de partida (algo aparentemente tan simple como utilizar 3 ó 6 decimales) llevaban a grandes diferencias en las predicciones del modelo. De tal forma que cualquier pequeña perturbación, o error, en las condiciones iniciales del sistema puede tener una gran influencia sobre el resultado final. Intentó explicar esta idea mediante un ejemplo hipotético. Sugirió que imaginásemos a un meteorólogo que hubiera conseguido hacer una prediPhotobucketcción muy exacta del comportamiento de la atmósfera, mediante cálculos muy precisos y a partir de datos muy exactos. Podría encontrarse una predicción totalmente errónea por no haber tenido en cuenta el aleteo de una mariposa en el otro lado del planeta. Ese simple aleteo podría introducir perturbaciones en el sistema que llevaran a la predicción de una tormenta”, esta explicación fue tomada de la página web El rincon de la ciencia.

De aquí surgió el nombre de efecto mariposa que, desde entonces, ha dado lugar a muchas variantes y recreaciones.Photobucket

Seleccionar a una mariposa como la posible fuente de caos no es necesariamente algo aleatorio, ya que si uno estudia a estos animales, ellas están “frecuentemente asociados a las manifestaciones de carácter mitológico y religioso de la especie humana a lo largo de toda su historia y a lo ancho de prácticamente todo el planeta. Una mariposa comienza vida como oruga y pasa a través de un cambio importante mientras que se convierte en una mariposa. Hace un capullo y después emerge como mariposa hermosa”.

Así  que una mariposa puede servir para hablar de cambios, de la necesidad de reinventarse, o simplemente, de ser el desencadenante de una crisis, simplemente por creer que por su tamaño pasará desapercibido y nada podrá afectar la vida que conocemos.Photobucket

Ahí  es donde están los errores que generalmente cometemos, en menospreciar los cambios imperceptivos o que viniendo en otra dirección no somos capaces de asociar, o lo hacemos tarde, como sucede en la película V de Vendeta, con la escena del dominó y su explicación dentro del contexto del Gobierno de turno.Photobucket

A diario vemos y experimentamos situaciones que pueden ser el producto de “casualidades” o simplemente el efecto de algo que no nos imaginamos, que dimos por sentado o que por ser producto de una imaginación febril nunca consideramos que pudiera pasarnos a nosotros, o que sucediera en el patio de nuestro hogar o país.Photobucket

Tomemos por ejemplo a Julio Cortazar (1914-1984)  – el cronopio mayor – quien imaginó un cuento titulado “Autopista al sur” que está en su libro  Todos los fuegos el fuego. Este cuento, de 1966,  narra “un grandioso embotellamiento en la autopista entre Fontainebleau y París. Era un domingo por la tarde en la cual no se podía avanzar porque en una parte de la carretera debió de haber sucedido un accidente y con el transcurso de las horas los viajeros se fueron conociendo. Un ingeniero del Peugeot del 404, dos monjas en un 2HP, una muchacha en un Dauphine, un pálido señor que conduce un Caravelle, un matrimonio granjero con su hijita en un Peugeot 203, dos jovencitos molestos en un SIMCA con un niño rubio, un Taunus, etc. Estaban totalmente detenidos bajo el calor del verano. Algunos se bajaban para estirar las piernas y cuando regresabaPhotobucketn traían noticias inquietantes y casi siempre falsas de los motivos del paro. Todos comentaban los sucesos. Se había sabido de un choque entre dos autos: Tres muertos y un niño herido, o el choque de un Fiat 1500 con un Austin lleno de turistas, o el vuelco de un autocar con pasajeros del avión de Copenhague. Todo era suposiciones. La última noticia era que la hija de un general que piloteaba un pequeño avión se había estrellado en plena autopista con un saldo de varios muertos”.

HastaPhotobucket aquí uno pudiera creer que esto es producto de la imaginación del escritor argentino, que más allá de la narración y las relaciones humanas que se establecen tras el embotellamiento nada pudiera hablarnos de una realidad cotidiana, y ahí ,como en el caso del efecto mariposa está el error, porque muchas veces los intelectuales, sin necePhotobucketsidad de ser Nostradamus ni consultar el Oráculo, se adelantan a su tiempo y lamentablemente nuestras autoridades no leen lo que a otros se les pudo ocurrir en la ficción para evitar males mayores.

De ese relato de Cortazar paso a contar otra historia, una real, que sucedió en China, específicamente el 14 de agosto del 2010, y tiene su epicentro  en “una parPhotobuckette de la ruta a Beijing que se congestiona frecuentemente, en especial desde que se descubrieron grandes yacimientos de carbón en la región de Mongolia Interior”.Photobucket

Ese día empezó un mega embotellamiento de 11 días, con una “cantidad incierta de autos y camiones en la autopista”. Los medios de comunicación reportaron que   “algunas personas estuvieron cinco días atrapados en la gigantesca cola de automóviles”. El motivo de esta “mega cola” fue la “construcPhotobucketción de una nueva ruta de varios carriles que estará terminada en setiembre. La hilera de autos llega a 100 kilómetros y cada unidad puede hacer con suerte un kilómetro por día”.

En la autopista china, los conductores pasaban el tiempo durmiendo, caminando o jugando cartas. “Y los pobladores locales hacen negocio vendiendo sopas, almuerzos y bebidas, a precios exorbitantes”, según reportó CNN.

¿Fue entonces Cortazar un visionario que con su imaginación se adelantó a su tiempo, o simplemente los humanos hacemos realidad los errores que solamente pudieran producirse en la mente de los escritores?Photobucket

Es este acaso  un ejemplo aislado de lo que pasa en las grandes ciudades cuando se evitar tomar en cuenta el “efecto mariposa” provocado por la construcción de una carretera… como dice el chiste repetido…hay más.Photobucket

Lejos de China, un país que se llama organizado, podemos mencionar a Caracas, no tan organizada como lo han testimoniado y  experimentado algunos, ciudad que – para desgracia de muchos – colapsa cuando llega la época de lluvia, aunque para ser sinceros realmente se vuelve un “caos” con cuatro gotas que caigan del cielo, así que cuando llueve fuerte la historia se agrava.Photobucket

Recientemente, y aunque estoy en México no dejo de saber lo que sucede en Venezuela,  las lluvias han generado inundaciones, crecidas de río, y enormes lagunas que amenazan con hundir a más de un vehículo. Basta ver las imágenes que suben los usuarios de Facebook, como la de la laguna creada en el distribuidor de Altamira que casi se llevaba por delante a los autos, para saber que estas situaciones se siguen generando sin que nadie, llámese autoridad local, regional o nacional tome medidas más allá de los pañitos calientes y operativos de emergencia.Photobucket

Como acabo de mencionar, estoy en México y no puedo contar con detalles lo que es vivir una “mega cola” producto de las lluvias en Caracas, pero sí puedo apoyarme en un escrito elaborado por mi amiga Virginia Urdaneta, actriz, arquitecto, madre y venezolana que ha vivido de cerca lo que es estar en la Cota Mil, durante estas circunstancias:Photobucket

“Ayer viernes, casi de día y casi de noche. Estuvimos tres horas de tráfico en la cota mil. Una vez más, estaba inundada, en el mismo sitio, y por una lluvia más.  Los carros pasaban cautelosamente  la laguna, casi navegando y  a su propio riesgo.

Nuestro carro ¡pasó!

Mi hija y yo llegamos a casa,  dejando tres horas de nuestras vidas, con rabia, hambre y otras necesidades, en esa laguna absurda, previsible, y mil veces repetida.

¿Por qué nos roban y nos fastidian la vida?

Hoy, es sábado en la noche, y fue otra cosa.Photobucket

Vamos las dos, en el mismo carro, por la misma cota mil, oyendo a la misma Rihanna y bailando con la vista de Caracas, cuando a lo lejos….por allá…¡las vemos!

Son las temibles lucesitas rojas, paradas y aguardándonos. Paradas  en los tres canales, y cuando digo paradas… son totalmente paradas.

Mi hija toma inmediatamente su celular y apela  al  infalible “waze” y la zona donde estamos  sale  ¡roja!,  con burbujitas encima, quePhotobucketanuncian  que hay policías en el sitio auxiliando un accidente ocurrido en  la vía.

Caraqueños, venezolanos y caribeños,  expertos en tráfico y al segundo, se organizan. Unos apagan sus carros, otros ponen sus músicas y  de un carro a otro e incluso, de diferentes canales, bajan personas con vaso y botella en mano, dispuestos a seguir la rumba.  Se abren las puertas de los carros, unos caminan y estiran las piernas y con el pretexto de averiguar qué pasó, van de carro en carro, conociendo gente.

Mi hija y yo, sólo decimos: ¡¿otra vez?!Photobucket

Hermosa vista, clima fresco, con estrellas y música. Ideal para  acampar en plena cota mil.

El tiempo pasa y,  en verdad, fue  nada.  Se abre el paso y toma por sorpresa a los choferes y pasajeros, que corren a sus volantes y asientos, y todo poco a poco, vuelve  a ser una vía expresa, periférica, a 1000 metros de altura, y a los pies de la espectacular montaña del Ávila que cuida a caracas de día y de noche, por siPhotobucketglos y siglos…amén.

Los planes de cada quién se retoman, y al fin, pasamos por el accidente, lleno de luces y policías. Todos vamos viendo el carro que sí no pasó. Un amasijo de hierro vino tinto, atascado contra un árbol hermoso que lo paró en seco.

El carro no pasó…y el chofer tampoco”.

Caracas 20 de octubre del 2012

¿Cómo se aplica el efecto mariposa o la teoría del caos? preguntarán muchos, luego de leer esta crónica en primera persona.Photobucket

La explicación puede ser sencilla pero no por eso menos devastadora. Resulta que todos somos parte de ese problema que desemboca en las largas colas en la autopista Francisco Fajardo o en la Cota mil y porqué pues sencillamente porque como ciudadanos olvidamos que nosotros debemos cuidar el ambiente, evitar arrojar dePhotobucketsperdicios en las quebradas, en las cunetas, y que debemos ser contralores del gasto gubernamental, tenemos que ser participativos en lo que sucede a nuestro alrededor.

Por muy pequeña que sea la contribución, botando la basura en su lugar, no arrojando escombros, todo eso servirá para evitar que el aleteo de la mariposa en un lugar apartado, del que posiblemente nos sintamos a salvo, genere una serie de eventos que terminen mordiéndonos la cola, como sucede con el Uróboros.Photobucket

Como decía el siempre recordado Renny Ottolina, aunque no siempre seguido en sus propuestas, si no somos parte de la solución somos parte del problema, pero seremos lo suficientemente humaPhotobucketnos para darnos cuenta que la culpa no es siempre del otro y en consecuencia actuar por ser mejores con este planeta, recordando que es el único que tenemos. No olvidemos que toda acción tiene una reacción, y muchas veces no es la más deseada, o esa es mi Visión Particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: