• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

El rock del sombrero de Copa se sintió en el Palacio de los Deportes

PhotobucketSu nombre es una leyenda, no solo porque perteneció a una banda considerada de culto por una generación, y quizás por más de una, sino porque en solitario ha sabido mantenerse vigente con una imagen que no cambia en el tiempo, a pesar de que él ya no es un muchacho, pero en el rock ¿qué determina la edad?Photobucket

Slash, nombre de batalla de un personaje inconfundible a la hora de estar en escena, con su sombrero de Copa alta y su guitarra en mano, es toda una referencia en el mundo de la música.Photobucket

Estuvo con los míticos Gun´s N Roses, Velvett Revolver y ahora está con Myles Kennedy y su banda The Conspirators. Si bien es cierto que muchos quieren verlo a él, no es menos cierto que no toca con cualquiera  y todos tienen su momento de “gloria” en escena.

Este preámbulo es para relatar el concierto que en Ciudad de México dio el guitarrista junto a Myles Kennedy.Photobucket

Proveniente de su gira por varios países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, el músico y su banda, primero ofreció su concierto en Guadalajara, para luego cerrar su visita al país en el Palacio de los Deportes del Distrito Federal.Photobucket

Apocalyptic Love World Tour, es el nombre de esta gira – y del segundo disco solista de Slash – que permitió a los fans reencontrarse con su artista, y poder no solo admirarlo, sino comprar algunos “recuerdos” que a las afueras del Palacio vendían los kioscos, colocados donde se podía conseguir desde el tradicional sombre negro de Copa, franelas con la imagen de Slash, bandanas, jarras de cerveza, vasos, colgantes, cinturones, y toda una serie de artículos con el nombre o la cara del guitarrista, y también algunos productos de Gun´s N Roses.Photobucket

Muchos de quienes iban a  ver a Slash iban disfrazados con sus sombreros de copa, algunos de bastante mala calidad, aunque los hayan comprado a la entrada del Palacio.

Pasadas las 9:30 del martes 27 de noviembre, las luces se apagaron para dar paso a la música y ahí  salió el ídolo, que – como dijeron algunos que estaban a mi lado – pareciera como si no envejeciera, porque conserva su sombrero, sus piercings, pantalones de cuero y anillos, pero si somos sinceros, a sus 47 años sí se ve el paso del tiempo. ¿Eso le resta algo a su actuación?, en lo absoluto, menos si recordamos que los integrantes de los Rolling Stones superan o están cerca de los 70 años, y siguen siendo “sus  majestades satánicas”.Photobucket

Al fondo de los músicos, un telón nos recordaba la dualidad del bien y el mal, una angelita y una diablita rodeaban una guitarra que apuntaba al cielo, que no es otro que el nombre de Slash por sobre todas las cosas y debajo de él se leía Myles Kennedy y su banda The Conspirators, como para que no quedara dudas del orden universal en este mundo del rock.Photobucket

El recorrido musical de esa noche incluyó temas como “Starlight”, la canción que marcó el inicio de su relación Myles Kennedy. También estuvieron temas  de Velvet Revolver, como “Slither”; de Snakepit, como “Been There Lately”; y – por supuesto – clásicos de Guns N’ Roses como “Nightrain”, “Rocket Queen”, “Mrs Browstone” y “Paradise City”, así como el infaltable.“Sweet Chile O’Mine”, en la voz del Myles Kennedy, quien no canta igual que Axl Rose, pero tampoco es que lo hizo mal con ese tema. Ese día Kennedy estaba cumpliendo años, nació el 27 de noviembre de 1966, por lo que los fans aprovecharon para cantarle el cumpleaños y regalarle la bandera de México.Photobucket

Temas como “Not For Me” y “Anastasia”, del álbum más reciente, fueron coreadas por los asistentes al concierto, lo que demuestra que son seguidores de la banda, y aunque en muchas reseñas se puede leer que Slash no es la “prima donna” que trata de acaparar toda la atención sobre él, cosa que perfectamente sería entendible, los largos solos que interpretó fueron una muestra que él es la estrella a la que la gente fue a ver, sobre todo luego de apreciar y escuchar su interpretación del tema de la película El Padrino, una melodía que., pese a no ser del repertorio tradicional del rock, fue uno de los números que desató la euforia de los  fans, quienes saltaron y comenzaron haciendo una ola a la inversa, en lugar de usar los brazos, utilizaban el cuerpoPhotobucket para moverse hacia adelante y hacia atrás llevándose por delante a quien estuviera a su paso, como haría una ola marina real.

Slash sabe que está más allá del bien y del mal y por eso casi siempre se colocaba a su izquierda en el escenario, tal vez porque es una posición cómoda para él, pero no le impedía moverse por toda la escena como amo y señor que se sabe que es.Photobucket

Los primeros acordes de cada tema fueron suficientes para que la fanaticada supiera qué pieza sería tocada y ellos comenzaban a entonarla, acompañando en todo momento al cantante, quien en repetidas ocasiones dio las gracias por estar en México, algunas veces lo hizo en español, pero principalmente en inglés.

Tras casi dos horas de concierto, y 21 canciones según los que llevan estadísticas, el fin llegó, pero la satisfacción de los presentes se veía porque a la salida el que no había comprado un “suvenir”, aprovechó para hacerlo, o para regalarlo a la persona que lo acompañaba  porque ¿quién dijo que un rockero no tiene corazón?

Saltando con “Resorte”

PhotobucketAntes del concierto de Slash y Myles Kennedy y su banda The Conspirators lo ofrecieron los “chavos” de “Resorte”, una agrupación integrado por Tavo, Juan Chávez y Carlos Sánchez, que se unieron en 1995 para seguir la corriente del nu metal, y han grabado varios discos como “República de Ciegos”, XL y Rebota (F=Kx), además de haber estado en la rotación de MTV, cuando era un canal musical y no eso que ahora es – una estación de reality – y han actuado con bandas como Limp Bizkit y Papa Roach.Photobucket

Los chicos de “Resorte” tienen un estilo semejante a Molotov, con canciones que hablan de la desigualdad social, de las luchas que deben padecer  quienes no han sido favorecidos económicamente pero quieren salir adelante, como en el tema donde se hace mención a en la canción Chinguense: “Me voy acostumbrando a comer de vez en cuando. Con miedo me basta me sobra vete al carajo. Ni un clavo, ni un varo. Violento es este año. Ya no sé qué hacer voy a desaparecer,  le pongo, le quito, le vuelvo a poner, ni a putazos ni a madrazos alcanza para comer. Niños en la calle pidiendo para un taco.  La gente se ríe, solo da de vez en cuando, soy un limpiavidrios no es muy buena vocación. Y ESO QUE CHINGADOS LE IMPORTA A LA NACION !!  ya no se qué hacer,  voy a desaparecer”.Photobucket

El público coreó sus canciones, se dio de tumbos entre sí, y – en general – este grupo logró el objetivo que era encender los ánimos para el momento de la atracción principal.

Luego del concierto las reacciones no se hicieron esperar en las redes sociales y en la página  de  ticketmaster.com.mx recogieron algunas expresiones como: Ezio557: “El evento estuvo cargado de emociones y sorpresas inolvidables. Simplemente genial. Momento favorito: La última canción que tocaron fue Paradise City, épico”;  JELV:  Como esperaba, la baPhotobucketnda que acompaña a Slash en esta gira son de lo mejor y fue una muy grata sorpresa ver que Slash no es el centro de atención del concierto!!! además el setlist fue el adecuado y si le sumas la buena compañía con la que disfrutamos el evento pues da como resultado un muy buen concierto para rockear.  Momento favorito: Encore: Welcome to the jungle y Paradise City!!!;  luigi5832: bastante bien el concierto, pero la seguridad dentro mal la verdad. Momento favorito: salida de slash. lastgunner: “Fue una noche increíble, llena de buen rock!!! buena vibra!!! muy buen ambiente… el primer concierto de mi futuro retoño jajaja desde adentro de su hermosa mama!!! Hell Yeah!!!. Momento favorito: Rocket Queen!!! & Welcome to the Jungle!!!

Ya que tocamos el tema de la seguridad, y no es que uno sea mojigato, pero algunos padres deberíanPhotobucket entender que hay espectáculos que no son para llevar a toda la familia, y había algunos niños en la zona de patio, que estuvieron sentados en los hombros de sus padres, al igual que algunas chicas lo hicieron sobre los novios, generando malestar porque en lugar de ver el escenario, muchos debíamos ver el trasero de las niñas o de los chicos lo que hizo que más de uno insultara a estas personas, e incluso le lanzaran vasos con refresco, gajes del oficio de ir a estos conciertos dirían unos,  yo sencillamente digo que esta es mi Visión Particular.

 Photobucket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: