• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Del amar y del destino no escapan ni los insectos

“Los insectos estaban contentos, sólo se preocupaban de beber tranquilos las gotas de rocío y de educar a sus hijuelos en el santo temor de sus dioses. Se amaban por costumbre y sin preocupaciones. El amor pasaba de padres a hijos como una joya vieja y exquisita que recibiera el primer insecto de las manos de Dios. Con la misma tranquilidad y la certeza que el polen de las flores se entrega al viento, ellos se gozaban del amor bajo la hierba húmeda. Pero un día… hubo un insecto que quiso ir más allá del amor. Se prendó de una visión de algo que estaba muy lejos de su vida…”

 photo IMG_1380Copiar_zps7090386c.jpgEste texto que pareciera salido de Juan Salvador Gaviota, por aquello de querer ser más que lo que es la manada,  es parte de la primera obra de teatro que escribió Federico García Lorca, en 1920 y estrenada el 22 de marzo de ese mismo año en el Teatro Eslava de Madrid,  y que lleva por título “El Maleficio de la Mariposa”.

En principio uno cree que es una obra simple, para un público “infantil”, por quienes protagonizan la pieza – cucarachas y animales del bosque – pero nada más alejado de la realidad, porque la pieza es el reflejo de lo que más adelante sería el sino del dramaturgo y poeta español: la muerte y lo imposible. photo IMG_1364Copiar_zps7f275565.jpg

La obra de teatro humaniza a estos insectos y el poeta los hace hablar como cualquier humano sobre temas como el amor, la muerte, el trabajo, Dios, la vida que el autor iguala en todos los planos ya sean seres humanos, animales, plantas, o hadas.

 photo IMG_1335Copiar_zps563761c4.jpgLa Compañía de Teatro Ayute subió a escena esta pieza de Lorca, en el Foro Alternativo Espacio Abierto, para exponer que nadie está exento de amar, y que lamentablemente el amor nos puede llevar por caminos siniestros, principalmente cuando no es correspondido, algo que en la obra del español está más que presente.

Al inicio de la representación, aparece un narrador, o un pintor – porque llevaba su escalera y la abre en med photo IMG_1360Copiar_zpsef8d4db4.jpgio del escenario – (interpretado por Osvaldo Ruíz) para contarnos el verso del poeta y reconocer que no siempre es bueno que dejemos libros abiertos en el jardín, aunque son pocos los poetas que dejan sus libros sobre el follaje, porque puede suceder que una cucaracha – sin ánimo de ofender a nadie –   se envenene “con aquello de «yo te amo, mujer imposible». Por eso, yo os suplico a todos que no dejéis nunca libros de versos en las praderas, porque podéis causar mucha desolación entre los insectos”. photo IMG_1346Copiar_zpsf74db187.jpg

Luego de contarnos eso va y remata su aparición revelando el final de la obra: “Inútil es deciros que el enamorado bichito se murió. ¡Y es que la Muerte se disfraza de Amor! ¡Cuántas veces el enorme esqueleto portador de la guadaña, que vemos pintado en los devocionarios, toma la forma de una mujer para engañarnos y abrirnos las puertas de su sombra! Parece que el niño Cupido duerme muchas veces en las cuencas vacías de su calavera. ¡En cuántas antiguas historietas, una flor, un beso o una mirada hacen el terrible oficio de puñal”! photo IMG_1340Copiar_zpsd8d71f7d.jpg

Como sucede en muchas películas donde la historia comienza al revés, es decir, nos enteramos del final primero y luego conocemos la historia que nos conduce al desenlace fatal, la escena inicial “El Maleficio de la Mariposa” nos lleva a  la comunidad de curianitas -o cucarachas- donde Doña Curiana (Viridiana Ramírez) está limpiando la casa, photo IMG_1337Copiar_zpse85026fc.jpg al igual que lo hace la cucarachita Martínez – protagonista de otro cuento que no viene al caso – y luego de conversar con Curiana Nigromántica (Edzná García)  que es la representante del destino, el sino trágico que todo lo sabe, recibe a la enamorada Curianita Silva (Frida Rojas) quien le confiesa su amor por el hijo de la señora mayor y que no es otro que Curianito el Nené (Víctor Navarro).

 photo IMG_1352Copiar_zps1ca2fe9d.jpgSin embargo, él desprecia a Silvia porque lo suyo es ser  un poeta que – además – solo tiene ojos para una mariposa con el ala rota (Adriana Hernández), moribunda, quien lo rechaza, y  por ese destino fatal, terminan  asesinándola  – tal vez sin intención – al querer demostrarle su amor, aunque en escena pareciera que más bieen la está violando porque la Mariposa nunca entiende nada de lo que pasa a su alrededor, pero al ver que ha cometido un crimen, el poeta decide – cual Romero  – acabar con su vida clavándose un puñal, cumpliendo así la profecía de la Nigromántica, quien vio este desenlace, que  unque trató de impedirlo, nada pudo hacer porque se sabe que el destino, de acuerdo a Lorca, es algo que nos sigue y nos cobija, para bien o para mal.

Completan el elenco Alberto Patiño, Beatriz Cabrera, Tania Ledezma,  todos bajo la dirección de Karla Cantú. photo IMG_1371Copiar_zps1065abb3.jpg

Aunque el montaje pareciera de una obra infantil, situación que está marcada en las indicaciones del dramaturgo, el texto y las acciones están muy lejanas de ser para este tipo de público, ya que los planteamientos, amor, destino, separación, rechazo, muerte, son temas más que adultos. photo IMG_1362Copiar_zps577129cb.jpg

La dirección resuelve de una manera exitosa la falta de escenografía, solamente utilizando la escalera que deja en narrador en escena y con los movimientos de los actores y las luces logra componer el espacio para que sus actores se muevan.

 photo IMG_1375Copiar_zps7b9e50a9.jpgLas actuaciones cumplen su papel, y si bien no hay ninguna que sobresalga, tampoco se puede decir que sean malas, además el decir del texto está ajustado al sentimiento de lo que quiere decir el dramaturgo y eso se agradece porque se siente emoción en los diálogos recitados, no olvidemos que la obra está escrita en verso y eso hay que saberlo decir en escena para no cansar a los espectadores. photo IMG_1377Copiar_zps946c2ab0.jpg

Quienes desean conocer la extensa obra dramática de Federico García Lorca sería bueno comenzar con esta pieza, sencilla en su estructura, pero intensa en su mensaje, donde el amor no triunfa, y el destino fatal es una costumbre que se repetirá en las obras de Lorca, o esa es mi Visión Particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: