• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Un gato me hacía compañía o ¿para qué escribo?

 photo gatodeCheshire_zps2c6fe94c.jpg

Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?

        – Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.

Alicia en el país de las Maravillas

Cuenta una leyenda, de esas que se pueden encontrar en Internet o en Facebook – que para el caso es lo mismo –  que “Durante la Segunda G photo gato6_zps2f3632a3.jpguerra Mundial, un barco mercante fue torpedeado en el norte del Atlántico. Seis de los marineros se encontraban en un bote salvavidas, acompañados de Maizie, la gata del barco. Durante cincuenta y seis horas permanecieron a la deriva, sobre las olas. Cuando fueron rescatados, dijeron que sí no fuera por la gata hubieran enloquecido. La gata, al ser alimentada con tabletas de leche con malta y otros alimentos concentrados, comprendió plenamente la situación en que los hombres se encontraban. De acuerdo con el relato que apareció en un periódico, “ella confortaba a aquellos hombres torturados por el sol y por el mareo; se acercaba a cada uno, casi tan solícita como si fuera la madre de ellos”. photo gato5_zps0bcaaef7.jpg

Esta historia ayuda a deshacer la creencia general de que los gatos, aunque hermosos, son animales fríos, indiferentes y antipáticos, que se apegan a los lugares y no a las personas, y que son de poca utilidad para el hombre.

Los gatos photo gatosagrado2_zpsd22c8818.jpg pertenecen a una raza que ha sido elevada a los más altos niveles de la fauna, comenzando por el trato de los egipcios les daban (elevándolos a seres sagrados) y las representaciones que existen de ellos mezclados con el hombre. También es celebre la frase de Víctor Hugo ““Dios hizo el gato para ofrecer al hombre el placer de acariciar un tigre.” photo gatosagrado_zpsb1a5793a.jpg

Como otro ejemplo del amor de los humanos a los gatos está T. S. Eliot quien publicó en 1939 “El libro de los gatos habilidosos del viejo Possum”, poemas dirigidos al público infantil, donde los gatos se constituyen en reflejos de las tipologías humanas. Sobre este libro se basaría el musical “Cats”, que se transformó en uno de los espectáculos de más larga vigencia en los escenarios mundiales.

Pero no todo ha sido un camino de rosas para los gatos, ya que sobre ellos tam photo gatonegro_zps51eaf144.jpgbién pesan sobre ellos algunas “maldiciones” o “supersticiones” que han alimentado las mentes de quienes creen que estos animales están asociados a la brujería, ya que – probablemente – fue en la Edad Media cuando se comenzó a mencionar esta asociación y se creía que “la bruja tenía la facultad de convertirse en uno de ellos (aelurantropia) para realizar sus maleficios; también podía ser alguna persona transformada por un conjuro”.

Las actividades nocturnas de los gatos tampoco ayudaron en esa época, y aún sucede, porque sirvieron para “considerarlo una encarnación diabólica provocando que las personas acusadas como brujas y los gatos fueran igualmente perseguidos y quemados”.

Muchos niños crecieron sin un gato porque se pensaba que “les sorben el aliento y con ello la vida. Esto se debe a la costumbre que tienen estos animales de oler el alie photo gatodeallanPoe_zps503c2479.jpgnto, dando la impresión que están aspirándolo”.

Son muchas las crónicas sobre los gatos malos, no olvidar el cuento de Edgar Allan Poe donde el protagonista – “Plutón” –   es relacionado “con frecuencia a la antigua creencia popular de que todos los gatos negros son brujas metamorfoseada “.

El amor por un gato no siempre termina con el relato del Poe, quien por cierto es utilizado para cualquier cantidad de pensamientos y acciones negativas como lo demuestra la serie ‘The Following’, un thriller donde el asesino en serie Joe Carroll (James Purefoy) es un seguidor de Poe. photo IMG_0452Copiar_zps26dde84a.jpg

Pero sin desviarnos del tema principal, que son los gatos, decía que no todos terminan con historias de terror con relación a los gatos, y aquí quiero resaltar  a un escritor mexicano, Carlos Monsiváis Aceves (Ciudad de México, 4 de mayo de 1938 – Ciudad de México, 19 de junio de 2010), considerado uno de los escritores más importante de este país, de quien Adolfo Castañón, “en su ensayo «Un hombre llamado ciudad», lo considera «el último escritor público en México», en el sentido en que «no sólo cualquier mexicano lo ha escuchado o leído, sino que todos pueden reconocerlo en la calle»”. photo IMG_1001_zps5db82fd5.jpg

Aunque no conocí en persona a Monsiváis Aceves sí he leído algunos de sus textos, principalmente crónicas periodísticas de la ciudad de México, donde existe un vívido recuerdo por el escritor y su obra, es posible ver placas en algunas construcciones y el día de los muertos se le recuerda con especial cariño, e incluso hay un museo (Museo del Estanquillo) que alberga el acervo que a lo largo de 30 años fue reuniendo Monsiváis. photo gato2_zps3d8e286b.jpg

Pero, nuevamente, no nos desviemos, del tema central, o de la excusa para escribir, los gatos, y la mención a Carlos Monsiváis Aceves radica en su amor a los gatos. En vida, este mexicano llegó a tener en su casa un total de trece gatos. Creó, “junto con Claudia Vásquez Lozano, la organización civil Gatos Olvidados, que ella preside. Claudia Vásquez Lozano denunció que la familia del escritor dijo haber «dormido» a seis de los trece gatos, que haría lo mismo con los otros siete y que, en cambio, declaró a La Jornada que los felinos habían sido entregados a un albergue, sin especificar a cuál. Claudia Vásquez Lozano exigió a la familia del escritor que presente a los animales con vida, que los entregue en custodia a la organización y que respete su vida, como lo habría deseado el escritor”. photo gato4_zps2a2a0377.jpg

Este tema de la repartición, desaparición o  libertad de los gatos generó en los diarios reportajes sobre el paradero de los animales a la muerte del escritor, y por ejemplo, el diario El Economista hizo un trabajo para responder sobre ¿Dónde están los gatos de Carlos Monsiváis?, ya que se decía que “el amor por los gatos que tenía Monsiváis era porque los gatos se comportaban de forma independiente“. photo gatoscarlosmonsivais_zps87e70b9d.png

Sobre el tema del carácter de los gatos del escritor mexicano, la periodista Vanessa Job publicó en el 2011 – a un año de la desaparición del escritor – un trabajo donde el protagonismo no lo tuvo  Carlos Monsiváis Aceves, sino los “12 gatos que allí reinaban, ante quienes sucumbía y se convertía en un verdadero esclavo”. También resalta la particular manera que tenía el escritor para nombrar a cada uno de sus gatos. photo gato5_zps0bcaaef7.jpg

Este relato – titulado “Los Gatos de Monsiváis” comienza:  “Cuando Carlos Monsiváis empezó a enfermar, el doctor, además de ratificar un preocupante diagnóstico –fibrosis pulmonar–, prohibió las escenas habituales de la casa: que los gatos se sentaran en el regazo de Carlos, que treparan entre los libros y los libreros, que descansaran en el escritorio y durmieran en la cama del escritor; es decir, que vagabundearan junto a él por todos lados. Así que ante el ultimátum médico, Monsiváis accedió a mudarse parcialmente a una casa rentada en Cuernavaca. Sin embargo, no estaba dispuesto a alejarse por completo ni de los gatos ni de sus libros, y solía regresar al que siempre fue su hogar a trabajar en nuevos textos”… Para leerlo completo descárguelo aquí. photo gato3_zps793116c5.jpg

Como dijo el gato de Cheshire “tampoco importa mucho el camino que tomes”, lo que debemos recordar que sean gatos, perros o cualquier otro integrante del mundo animal, todos tienen derechos, todos son necesarios y significan algo para alguien, así que la próxima vez que vea a un gato en la calle recuerde que como los tratemos a ellos, así mereceremos ser tratados nosotros, ya que alguien mencionó que todos – alguna vez – reencarnamos en un animal, no sea que cuando le toque a usted, el karma le recuerde lo malo que en vida fue con estos seres, o esa es la razón para escribir este artículo pensando que tal vez los gatos tienen una Visión Particular de los humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: