• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Carlos Marx está en México

 photo IMG_0060Copiar_zps0896239c.jpgCreer en la posibilidad de una sociedad más justa, es una labor noble y que nos debería servir de apoyo y de meta en la vida. Pero ¿qué pasa cuando la realidad supera dura toda conciencia social y comenzamos a mezclar la fantasía con el acontecer diario?

 

Esta mezcla de la realidad y la ficción es de lo que nos habla la venezolana Gennys Pérez en su obra “Yo soy Carlos Marx” que en estos días se está presentando en la ciudad de México con la dirección de Ylia O. Pospesku. La obra, se presenta en el en el Teatro Coyoacán (rebautizado “Enrique Lizalde”) hasta el 26 de noviembre, todos los martes a las 20:30 horas. Plantea la situación del día a día de dos personajes que no ven salida a su condición económica, y que se refugian en sus ideales, para seguir adelante.

 

La obra transcurre entre la ficción y la realidad,  photo IMG_0038Copiar_zps8c9f084f.jpgporque si bien la primera parte tiene que ver con Carlos Marx y Jenny von Westphalen para mostrarnos el fracaso del Marxismo con un padre de este sistema desencantado de que muchos ni siquiera han leído el “Capital” y se llaman marxistas – cuando en realidad son más burgueses que los mismos capitalistas – la segunda parte de la obra muestra la realidad de Carlos Márquez y Jenny Castro quienes tuvieron un sueño filosófico en Paris de ser agentes de cambio de la izquierda comprometida, y terminaron  viviendo en una alcantarilla.

 

Aunque Marx y von Westphalen vivieron situaciones de pobreza nunca llegaron a vivir en una alcantarilla, lo que si sucede en la realidad con Carlos y Jenny, quienes además deben luchar con una sociedad que no acepta la miseria ni a quienes la representan, como los vagabundos y pordioseros en lo que se han  convertido estos personajes, y busca quemarlos para eliminar esta “plaga”, algo como lo que proponía el nazismo, de eliminar la amenaza judía.

 

 photo IMG_0036Copiar_zps8c5ed114.jpgEntre el humor y la tragedia, Teresa Selma  – quien asume el doble papel de la esposa de Karl Marx y la real Jenny Castro – representa a la mujer latina, esa que lleva la carga afectiva en una relación y que sigue a su marido, en las buenas y en la malas, para apoyarlo – ya sea en este juego de roles o en la realidad – como una forma de amor, y  hace malabares para mantener el hogar, como la mayoría de las mujeres  en todo el mundo. Este personaje es un canto a esas mujeres que logran mantener la tranquilidad en la casa, así se esté hundiendo como el “Titanic”.

 

La actuación de Teresa Selma juega con los matices del personaje y nos hace reír, llorar, pensar, reflexionar y sentir empatía por una mujer que ha sufrido y sigue sufriendo – al recordar la pérdida de su hijo – pero siempre manteniendo el barco hacia puerto seguro. Lamentablemente, la transición entre Jenny von Westphalen y Jenny Castro es tan sutil que no permite al espectador ver el desdoblamiento de la fantasía en la realidad, que es tan necesari photo IMG_0049Copiar_zps8eb80367.jpgo para darse cuenta que la primera parte de la obra es un juego de roles.

 

Por la otra parte, Gustavo Martínez Zárate en su doble papel – de Karl Marx y Carlos Márquez – nos muestra un personaje que sigue la ilusión de una creencia en un mundo mejor, con la ilusión – algo infantil – de la que la realidad puede ser cambiada si uno se  mantiene fiel a sus principios sin ceder a las necesidades de la sociedad.

 

Marx/Márquez nos habla del concepto de economía, los problemas del mundo y su solución mediante el socialismo y el comunismo, incluso llega a hablar con su amigo Hengel – un muñeco de trapo que es convidado a la mesa familia – aunque sabe que todo este pensamiento no es la solución como tampoco lo es su trabajo diario, acomodando maniquíes para los buhoneros, porque ambos – la ficción y la realidad – viven en una alcantarilla, comiendo las sobras que botan los de “arriba”, los del mundo superior.

 

 photo IMG_0004Copiar_zps87aa759c.jpgLa dirección de Ylia O. Pospesku es minimalista, pocos recursos escenográficos, centrando la atención en el texto de la venezolana y las actuaciones de Selma y Martínez,  quienes con sus voces y movimientos lograr transmitir esa angustia existencial que quiere reflejar la dramaturga y que va más allá de un personaje histórico o de un sistema político, porque tiene que ver con la reflexión sobre lo seres humanos lo que estamos haciendo con nuestra vida y con el entorno que nos rodea, que muchas veces no nos deja ver al prójimo

 

Esta propuesta tan minimalista de la directora juega en contra del montaje porque no permite que el espectador entienda la miseria en la que viven los personajes, y a ratos olvidamos que están en una alcantarilla, creyendo que es una casa humilde, pero cuidada con esmero por la mujer del hogar, pero olvidando la verdadera tragedia que es vivir en el subsuelo, que solamente lo recordamos cuando las bolsa photo IMG_0055Copiar_zpsee5f5bc2.jpgs de basura caen en el escenario.

 

“Yo soy Carlos Marx” es una obra sobre personajes que se refugian en su imaginación para ponerse a salvo de la dura realidad que los condena, mientras los espectadores  asistimos a una pieza para comprender la pobreza, la exclusión, y las soluciones que proponen algunos para erradicar todo aquello de lo que preferimos alejarnos al verlo en la calle.

 

 photo IMG_0070Copiar_zps3bc0c9a4.jpgComo escribí cuando esta obra se estrenó en la ciudad de Caracas y que puede ser aplicado a cualquier gran ciudad: Carlos Márquez no es Karl Marx, desconozco si para bien o para mal, porque al menos el alemán de origen judío tuvo momentos importantes y de comodidad en su vida, con muchas desgracias y penurias también, aunque – luego de muerto – tuvo reconocimiento, mientras que del indigente nadie se acordará o, peor aún, pasará a ser una estadística más de desamparados quemados, en una ciudad que como dice Gustavo Cerati es de “furia, donde nadie sabe de mí y yo soy parte de todos”, o esa es mi Visión Particular.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: