• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Todos somos “Penitentes” porque nada es lo que parece ser

Un sábado en la noche fallece ¿asesinado? un alto miembro de la iglesia, eso hace que inmediatamente la justicia deba ser “servida” y que los engranajes se muevan para conseguir al culpable de manera inmediata. Pero esta muerte no es lo que parece ser y mientras medios de comunicación hacen un festín contra el Gobierno por su incompetencia para mantener la seguridad de la población, el Ejecutivo logra capturar al – presunto – asesino en tiempo récord.

 photo IMG_0047Copiar_zpsb9c2dd45.jpg

Esta historia, basada en hechos reales, puede hacernos creer que estamos en presencia de un enfrentamiento entre Gobierno y oposición para ver quién miente mejor o quién sirve mejor a la colectividad. Sin embargo, las historias siempre tiene una cara oculta, y esta no es la excepción, porque al ir quitando las capas, comenzamos a descubrir la vida de tres personas que no son tan santas como pensamos y sí son más humanas, con las pasiones que eso trae, de lo que creemos.

 photo IMG_0059Copiar_zpsde8fd684.jpg

Tres hombres integran la pieza “Penitentes”, del venezolano Elio Palencia, que está presentándose en el Centro Cultural El Foco de la Ciudad de México, donde la homosexualidad, la mentira y los celos son los protagonistas de una pieza teatral que plantea aspectos que algunos pueden considerar que afectan su sensibilidad y sus cánones morales, pero no por ello dejan de ser temas que deben ser discutidos en la actualidad.

 photo IMG_0025Copiar_zps75ae2597.jpg

Eso de discutir un tema de actualidad como las mentiras dentro de la Iglesia católica, o la homosexualidad como negocio es lo que motivó a Wilfrido Momox a dirigir este montaje, donde intervienen Javier Chaval, Nael de Anda, Miguel Ángel López y/o Ricardo Aguilar.

 photo IMG_0028Copiar_zps4b3af41c.jpg

Como lo plantea Palancia en la obra, ese sábado se cruzaron las pasiones de tres hombres y al final ninguno salió limpio de ese encuentro, porque uno fallece, el otro va a la cárcel y el más joven pierde su “virginidad”, no la sexual que ya la había dejado en alguna cama hacía tiempo, sino la que representa su inocencia como ser humano para transformarse en una maquina celosa que puede urdir un plan y salir técnicamente limpio de él, aunque moralmente quede destruido.

 photo IMG_0055Copiar_zpsdb2140da.jpg

Un llamado “buscavidas” termina pagando los “platos rotos”  por el supuesto asesinato del sacerdote, quien en realidad era víctima de sus bajas pasiones homosexuales y de su hipocresía al respetar las doctrinas de la Iglesia, pero en el fondo lo que quería era seguir manteniendo sus apetitos y sus encuentros con jóvenes de su mismo sexo, sin aparente contradicción entre su Fe y sus deseos.

 photo IMG_0084Copiar_zps1973e122.jpg

Revelaciones y confesiones entre el más joven y el sacerdote nos hace ver una relación de dominación y sumisión, más allá de ser homosexuales porque igual pudiera plantearse en una relación heterosexual entre un prelado y una mujer, donde el sacerdote no quiere que su amante conozca, lea y se instruya, porque así estaría adquiriendo más poder para tomar decisiones, situación que le permite al espectador hacer una analogía con la realidad de la Iglesia y el no querer durante muchos años que las personas interpretaran las escrituras, ya que el conocimiento es un arma poderosa para evitar la manipulación. Esta idea también se puede aplicar a los Gobiernos que creen que los pueblos mientras más incultos o menos lean serán más fáciles de dominar.

 photo IMG_0067Copiar_zpsf6e83c66.jpg

Aunque la obra escrita por el venezolano refleja una realidad de un momento dado en la sociedad de Caracas, el tema es tan universal que en este montaje en México, los textos y la situación pueden ser extrapolados para que el público sienta que eso que ven en escena es algo de lo que pueden leer en las noticias o escuchar en la radio, porque al final, se están tocando aspectos humanos, y de una religiosidad mal entendida, de la que los mexicanos también tienen sus historias.

 photo IMG_0075Copiar_zpsc61db8d0.jpg

“Penitentes” es una obra que desde la perspectiva de un triángulo amoroso plantea realidades como el matrimonio homosexual, el celibato, la inseguridad social, la prostitución y la tergiversación mediática, pero no nos engañemos y nos dejemos llevar por el aparente escándalo de los homosexuales, porque son promiscuos o cualquier tabú que nuestra mente puede generarnos, ya que si la obra fuera sobre un sacerdote en un triangulo amoroso con dos mujeres, los planteamientos, salvo el del matrimonio homosexual, tendrían igual vigencia.

 photo IMG_0062Copiar_zpsa310c6bb.jpg

En escena vemos cómo pocos elementos de escenografía pueden llevar a espectador a estar ante el hecho carnal en un hotel de baja categoría, o cómo es la vida en la cárcel, mientras que con cambios mínimos podemos volver a ese cuarto o a un bar y ser testigos de las pasiones, los celos, la seducción, y las peleas entre pareja que plantea la obra.

 photo IMG_0014Copiar_zps957565b0.jpg

La dirección de Momox respeta el texto original de Palencia, aunque no se puede dejar de reconocer un toque de “novela mexicana” en el dramatismo que le imprime al personaje del joven y que permite otra lectura al hacerlo consciente del poder que tiene en sus manos como sufrida “viuda”.

 photo IMG_0020Copiar_zps3b62245e.jpg

Este trabajo que se puede ver hasta el 07 de Marzo del 2014 los viernes a las 21:30 hrs en el Centro Cultural El Foco busca mover al público de su zona de pensamiento de confort, busca que el espectador se planteé qué está pasando en nuestras instituciones religiosas, pero sobre todo  pone el dedo en la llaga en la hipocresía de una sociedad que mientras las cosas estén ocultas y uno no se entere, es como si no pasaran y para muchos eso está bien.

 photo IMG_0008Copiar_zpse339f3d8.jpg

Al salir de la obra entendemos que todos, de una manera u otra, somos “Penitentes”, entendiendo por este término, que somos parte de un todo, sea dentro de la Iglesia, como piedras vivas, dentro de la familia, como elementos que la integran y la forman, y dentro de la sociedad, donde seguimos conductas, y creamos nuevas maneras de unirnos, porque todos formamos parte de la vida y nuestras acciones influyen – para bien o para mal – en nuestros semejantes.

 photo IMG_0089Copiar_zps2951d186.jpg

En “Penitentes” no hay buenos y malos, porque todos podemos ser víctimas y victimarios en un momento dado, y como dice un adagio “no todo lo que brilla es oro” y quien pensamos que es una víctima puede transformarse ante nuestros ojos en un titiritero de la vida y de la muerte, o esa es mi Visión Particular.

 photo IMG_0108Copiar_zps79be0b67.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: