• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Ataques contra periodismo en democracia refleja impunidad latinoamericana

“En una típica noche caliente y lluviosa, en el suroeste de Guerrero, hombres armados irrumpen en un café internet propiedad de un matrimonio de periodistas. Salen de un auto negro con vidrios polarizados, desenfundan sus revólveres, disparan y asesinan a la pareja a quemarropa. Fue un 28 de junio de 2010”.
 photo juanfrancisco_zpsb40a7807.jpg

Juan Francisco Rodríguez Ríos y María Elvira Hernández Galeana tenían, respectivamente, 49 y 36 años cuando fueron asesinados. El mayor de sus hijos, de sólo 17 años, estaba presente cuando esas siete detonaciones acabaron, en un suspiro, con la vida de sus padres”… “La estela de silencio que el asesinato de Juan Francisco Rodríguez dejó entre sus colegas no impidió que yo continuara indagando y encontrara que ejercía desde hacía dos décadas el periodismo en Coyuca de Benítez, municipio ubicado en la Costa Grande de Guerrero. Cuando fue asesinado, era corresponsal del Sol de Acapulco y del Diario Objetivo de Chilpancingo. Además de su trabajo como periodista independiente y de sus labores en el café internet, Juan Francisco Rodríguez era también delegado del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa”.

“Algunos días antes de su muerte, él, junto con decenas de periodistas, habían condenado la persistente violencia en contra de sus colegas, que en 2010 tuvo su punto más álgido. Apenas unas horas antes de su asesinato, Juan Francisco Rodríguez había estado reportando en el lugar de los hechos una marcha en conmemoración del quince aniversario de la masacre de Aguas Blancas, perpetrada en 1995”. photo nuestra_zps3b80ef85.jpg

Esta es parte de una historia publicada originalmente en el libro Tú y yo coincidimos en la noche terrible, editado por Lolita Bosch y Alejandro Vélez Salas de la organización Nuestra Aparente Rendición en 2012. La versión original de este artículo fue escrita en inglés y publicada en su idioma original por primera vez en el sitio Mexican Journalism Translation Project (MxJTP) con el permiso del autor, Andrew Kennis, quien retiene los derechos al material en inglés.

Esta historia de asesinato e impunidad no es más que un granito dentro de la ola de amenazas y agresiones que sucede no solo en los países donde existe dictadura, sino que son ejemplos ya casi “a diario” en naciones donde se jactan de gozar con democracia y libertad de expresión. photo knightcenterutexaseduesblog_zps432efb25.jpg

Basta leer algunas de las informaciones publicadas en el boletín semanal de noticias del Centro Knight, para entender que el periodismo sigue siendo una profesión de alto riesgo en Latinoamérica.

Un ejemplo de estos ataques lo sufrió el 22 de abril del 2014 el periodista Yofré López Sifuentes, de Perú, quien fue víctima de una bomba que detonó enfrente de su casa, dañando el frente e interior de su hogar en la ciudad de Barranca, hiriendo indirectamente a su madre, Matilde Elizabeth Sifuentes, y a su suegro, Carlos Luis Colombier Huertas, cuando intentaron correr sobre los escombros creados por la detonación. photo Barranca_zps71e31fc4.jpg

El periodista es director del periódico semanario y blog Barranca.pe y conduce el programa de radio Toque de Queda. López Sifuentes había denunciado en su programa la contaminación producida por empresas azucareras de la región e informado sobre un presunto caso de corrupción relacionado a la compra de un sistema de papeletas electrónicas en la municipalidad. photo alberto_zpsea06cd64.jpg

También en este país está sin resolver el caso del asesinato del periodista de radio “Alberto Rivera Fernández, presidente de la Federación de Periodistas en Uyacali, quien fue asesinado en 2004, un día después de que revelara en su programa de radio los nombres de funcionarios públicos que supuestamente estaban involucrados en actividades ilícitas. Los autores materiales del asesinato ya fueron condenados, pero en mayo 2012 Luis Valdés Villacorta, ex alcalde de la provincia de Coronel Portillo en Ucayali, fue absuelto como supuesto autor intelectual del asesinato, junto con Solio Ramírez Garay, ex gerente de la Municipalidad de Coronel Portillo. Ambos fueron mencionados en declaraciones periodísticas de Rivera Fernández por supuestas implicaciones en actos de corrupción. La SIP y el Consejo de la Prensa Peruana consideran el caso emblemático para la prensa del país. Ambas organizaciones han estado activas con misiones en el lugar del hecho, visitas a congresistas y otras autoridades, y campañas públicas sobre libertad de prensa, impunidad y violencia contra periodistas”. photo paola_zpsad3bf8f1.jpg

Pero no todos los casos contra periodista de Perú son casos con años de impunidad, ya que como escribió Paola Nalvarte, “entre enero y abril de 2014 se han registrado 47 agresiones contra periodistas y medios de comunicación en diversas ciudades del Perú, según el reciente reporte de la Oficina Nacional de Derechos Humanos de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP). Estadísticamente, un periodista es víctima de atentados, amenazas y persecución judicial cada cuatro días. Los principales departamentos donde han tenido lugar estos ataques son Áncash, Tumbes, Ayacucho, Lambayeque y Loreto. Hasta el momento han sido 15 amenazas y/o hostigamientos, 14 agresiones físicas, siete persecuciones judiciales, seis investigaciones periodísticas obstaculizadas, dos impedimentos de difusión de la información, dos secuestros y un robo”. photo LOGO-ANP_zps538a0223.jpg

“Las agresiones cometidas tanto por civiles, policías, funcionarios públicos y desconocidos se concentran sobre todo en las provincias en donde los periodistas investigan casos de corrupción y cuestionan la gestión provincial y/o del presidente regional. La ANP considera que este año podría suponer para los comunicadores aún mayores riesgos que los anteriores por ser un año de elecciones en todo el país. Uno de los casos que más preocupa al gremio periodístico es el de Áncash, en donde, según el politólogo Steven Levitsky, “no existe la libertad de prensa”, siendo los periodistas independientes perseguidos y amenazados de muerte. Desde el 2010 se han denunciado en esa región diez asesinatos, entre ellos el del periodista independiente Pedro Flores Silva, quien investigaba casos de corrupción relacionados al cuestionado presidente regional César Álvarez”. photo comision_zps55339cbe.jpg

Por su parte, durante la presentación ante la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó que los 18 asesinatos de periodistas registrados en la región durante el 2013 sigan, en su mayoría, en la impunidad. Durante el 2013, cuatro periodistas fueron asesinados en Brasil, cuatro en Guatemala, tres en México, dos en Colombia, dos en Haití, dos en Honduras y uno en Perú, señaló la CIDH en su informe anual de 2013 sobre libertad de expresión en el continente americano.

Además, según el documento, numerosos comunicadores en esos países, más otros en Venezuela, Argentina, Canadá y República Dominicana, fueron agredidos al cubrir manifestaciones. Fueron detenidos por policías, violentados y, en muchos casos, sus equipos y material registrado fueron confiscados o destruidos.

El informe de 2013 consta de seis capítulos, siendo la primera parte del cuarto la que da cuenta de la situación de los derechos humanos en las Américas. En este se resalta el derecho a la libertad personal de las personas detenidas en la prisión de Guantánamo, el derecho a la nacionalidad y a la no discriminación en República Dominicana, y la independencia como prerrogativa del Poder Judicial en los países de la región. photo bolivia_zps684ed565.jpg

Pero no solo los asesinatos se usan para callar las voces críticas de de los periodistas, basta con la intimidación y provocar la autocensura para que muchos comunicadores velen por su integridad. Como es el caso de Bolivia, donde más de la mitad de los “dicen haber sufrido censura o auto-censura durante su vida profesional, de acuerdo a una presentación por la investigadora Virginie Poyetton el 16 de abril de su libro “Censura y autocensura periodística en Bolivia. Una perspectiva desde la profesión misma”, reportó el diario Opinión. Según la investigación de Poyetton, 54 por ciento de los periodistas consultados admitieron haber sido censurados durante el ejercicio de su profesión mientras que 59 por ciento admitió a la autocensura. Ochenta y tres por ciento dijeron tener conocimiento de colegas que fueron censurados, algo que podría indicar un número real más grande de censuras, dijo la investigadora en una nota sobre el estudio”.

“Las dos mayores fuentes de censura de los medios en Bolivia fueron las autoridades nacionales, departamentales y locales de gobierno al igual que los anunciantes públicos y privados. Un 28 por ciento de los temas censurados generaban conflictos con el gobierno y 26 por ciento impactaban los intereses de anunciantes. También un 26 por ciento de los temas limitados fueron aquellos que exponían al periodista a demandas. De los periodistas que admitieron haber elegido no publicar notas, la mayoría (61 por ciento) dijeron que fue por razones de ética periodística y trataban con temas de niños y adolescentes, moral pública, y actos violentos. Su opinión sobre los temas que sus colegas no publican es algo diferente, con 24 por ciento de los temas afectando a anunciantes, 17 por ciento generando conflictos con el gobierno y otro 17 por ciento relacionados a la corrupción”.

“Además, 85 por ciento de los periodistas entrevistados por Poyetton se quejó de la dificultad de obtener acceso a fuentes públicas, especialmente a la policía (62 por ciento) y las fuerzas armadas (61 por ciento)”. photo mexico_zps4b4c0199.jpg

En México, otro país con democracia y libertad de expresión, de acuerdo a Diego Cruz se han “registrado 66 agresiones a la prensa en México en lo que va del año 2014 de acuerdo a un informe trimestral publicado el 22 de abril por la organización defensora de la libertad de expresión e información Artículo 19. De éstas, 23 fueron agresiones físicas contra periodistas y 19 fueron amenazas. Se documentaron nueve casos de intimidación o presión, ocho de hostigamiento judicial, cinco detenciones arbitrarias, un caso de difamación y un asesinato. Según el informe se registraron 16 agresiones más este año que durante el plazo de tiempo enero a marzo del 2013. En 39 de los casos el presunto agresor fue un funcionario público, seguido por 11 en los que se desconoció quién fue responsable, siete en los que el sospechoso fue un civil, cuatro en los que lo fueron fuerzas partidistas, tres en las que fueron medios de comunicación y sólo dos que apuntaron al crimen organizado”.

“También se registraron casos en los que la acción tomada por las autoridades no creó mucho impacto. Después de un intento fallido por secuestrar al dueño del medio veracruzano Notivisión, Ulises Mejía del Ángel, los responsables fueron capturados pero luego liberados por orden de un juez local”.

Samantha Badgen publicó un trabajo en el Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS recordando que “en agosto de 2010, cientos de periodistas mexicanos marcharon en silencio por el centro de la Ciudad de México para protestar por los secuestros, asesinatos y violencia contra sus colegas por todo el país. Solo el 19 por ciento de los casos registrados de homicidios y desapariciones de periodistas o trabajadores de prensa han llegados a ser evaluados por la justicia, y únicamente el 10 por ciento han terminado en sentencias con condena, dejando el índice de impunidad de México en el 89 por ciento, dijo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en un comunicado el 20 de abril”. photo centro_zpse208739f.jpg

Menciona que “de 2000 a la fecha, la CNDH tuvo conocimiento de la muerte de 88 periodistas o trabajadores de prensa, asesinados presuntamente por su trabajo, y del 2005 hasta ahora, se han documentado la desaparición de 20 profesionales y 41 atentados a instalaciones de entidades mediáticas desde el 2006″… “En los últimos dos años, México ha mantenido su séptimo lugar a nivel mundial en impunidad por asesinatos de periodistas, según el índice del Centro para la Protección de Periodistas (CPJ). Asimismo, México ocupó el puesto 152 de 180 países en el Índice de Libertad de Prensa que Reporteros sin Fronteras publica cada año”. photo claudia_zps72d12573.jpg

Y en Colombia, “Reporteros Sin Fronteras denunció que la periodista investigativa colombiana, Claudia Julieta Duque, sigue recibiendo amenazas mientras avanza el proceso contra los agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) que la sometieron en los últimos 10 años a seguimientos, tortura psicológica y hasta un secuestro. RSF indicó que las amenazas también se extienden a la familia de Duque y a su abogado, quien teme que el fiscal encargado del caso afecte el procedimiento a causa de las presiones externas, ya que hay miembros del DAS que todavía sostienen relaciones cercanas al poder”. photo reporterossin_zps88fda09e.jpg

“Los actos de intimidación han sido persistentes desde que la periodista de Radio Nizkor inició procesos penales en contra de los que la secuestraron y acosaron hace más de 10 años, y por primera vez desde que los procesos empezaron se registraron avances cuando Jorge Armando Rubiano Jiménez, exsubdirector del Desarrollo Tecnológico del DAS, aceptó ser culpable de “tortura agravada”. “Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades colombianas que garanticen la seguridad de la periodista y su familia, y que permitan que la justicia haga su trabajo con toda independencia, para que los autores de las actuales amenazas, así como los responsables del secuestro y la tortura que sufrió la periodista, sean castigados”, señaló Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de RSF”.

Si este caso tan photo nelson_zps64d190fe.jpg reciente aún no ha obtenido respuesta satisfactoria, incluso siguen las amenazas, que se puede esperar de otro caso registrado en Colombia, pero hace 16 años, a pesar que la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) “nuevamente pidió justicia en el caso del asesinato del periodista colombiano Nelson Carvajal. La SIP insistió en exigir a las autoridades que investiguen y localicen a los culpables del crimen, un llamado que la organización ha hecho desde que el caso se abrió en el 2001. Carvajal, de 37 años, fue acribillado y asesinado el 16 de abril de 1998, justo afuera de una escuela primaria donde solía impartir clases. También trabajaba como periodista en Radio Sur, de la cadena RCN, en el municipio de Pitalito del departamento de Huila. Sus programas de radio cubrían temas como servicios de salud y desarrollo urbano. También transmitían reportajes investigativos sobre supuesta corrupción gubernamental. Según el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), el supuesto asesino material tiene vínculos con funcionarios públicos. Testigos reportaron que el pistolero y un cómplice huyeron de la escena del crimen en una motocicleta”. photo Reporteros_sin_front1_zps41cfab8f.jpg

Es fácil ver, como lo muestra Juan Álvarez en esta ilustración,  que en las dictaduras y regímenes totalitarios existe un claro desprecio por la labor de los medios de comunicación y por eso se persigue, tortura y desaparece a comunicadores sociales, locutores, periodistas, fotógrafos que son un “estorbo” para quienes dirigen la política de esas naciones, pero cuando eso sucede, además con impunidad, en regiones que se “jactan” de ser democráticos, tolerantes con la disidencia y que tienen un sentido de respeto a las instituciones y a los medios de comunicación, uno no puede dejar de sorprenderse y preguntarse, en más de una ocasión, si no estamos frente a unos gobiernos “hipócritas” que dicen una cosa y terminan haciendo todo lo contrario en aras de mantener una imagen de pulcritud y respeto, que en realidad no tienen, o será esa mi Visión Particular de lo que sucede en este oficio, que el fallecido Gabriel García Márquez consideraba el “mejor del mundo”.

PD. En todos los casos mencionados se han utilizado datos y reportajes aparecidos en el Blog Periodismo de las Américas, como una forma de dar mayor difusión a lo que le sucede a los periodistas en el continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: