• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Reír con la Muerte

Morana, que no debe confundirse con Morgana – la mítica medio hermana del Rey Arturo -, sentía algo por los seres humanos. Les tenía, como decirlo, cariño, quería saber cómo eran ellos porque entendía que el “Padre” sentía afecto y pensaba que era su mejor creación. photo IMG_0694Copiar_zpse1470daf.jpg

Morana quería bajar a la tierra, no en venganza como su hermano Lucifer, sino en franco interés, por lo que después de tanto empeñarse y pedirle permiso al “Señor”, logró su anhelo: recibir el visto bueno del “Creador” para d photo IMG_0629Copiar_zps50abfafc.jpgescender entre los mortales, pero… siempre hay un pero, Dios decide que su ángel de la Muerte llegue a la Tierra en forma de: Mujer.

Al estar entre los hombres, vaga por el mundo llevándose a los habitantes del planeta de las maneras más diversas; en grandes oleadas con desastres naturales, tormentas, terremotos, maremotos, o en grandes epidemias como la “Peste negra”. Morana también se vale de suicidios, envenenamientos, asfixia y otros recursos, como las 1000 maneras de morir (1 photo IMG_0666Copiar_zpsd5c1cc46.jpg000 Ways to Die en inglés) que conforman la serie de televisión.

Pasados los siglos, la Muerte pierde el “brillo” y el interés en matar, iniciando un peregrinar para aprender nuevos métodos. Esta búsqueda la lleva a conocer a Osama Bin Laden, quien gustosamente ofrece su ayuda para que Morana aprenda formas masivas de exterminar al ser humano, como por ejemplo: Atraer almas inocentes con la promesa de una mejor vida en el photo IMG_0728Copiar_zps8eaf1b33.jpg más allá y colocarle frente a los mandos de un avión y estrellarlo contra grandes torres. Otra forma es, con el mismo pretexto de la mejor vida, conseguir que jóvenes se inmolen con cinturones llenos de explosivos y se detonen en grandes concentraciones.

Estos métodos al ángel de la Muerte le parecen “masivos y extre photo IMG_0624Copiar_zps52464b8d.jpgmos” cuando ella lo que quiere es ser “refinada” querida y siempre recordada, por lo que rechaza las sugerencias del árabe y sigue su camino, hasta que llega a México.

En la tierra azteca, Morana se da cuenta que aquí sí parecen quererla y hasta tiene su nombre propio: la Catrina, se le venera, se le componen poemas llamados calaveras literarias. photo IMG_0806Copiar_zps5184ee16.jpg

En México, Morana se siente que ha encontrado su espacio, su lugar. Conoce y tiene un gran amor con Amado Carrillo, conocido como “El Señor de los Cielos”, quien le enseña la manera de matar de los narcotraficantes, encendiendo la pasión de ella, por lo que viven un tórrido romance, breve, eso sí, pero fructífero. Lo de breve es porque Amado se da cuenta que, tarde o temprano, Morana va a querer tenerlo siempre a su lado y eso significaría la muerte eterna del Capo. photo IMG_0833Copiar_zpsc528a73c.jpg

Aunque no consigue la vida eterna con Amado, ni lo logra al tratar de cambiar los papeles y ser una muerte masculina seduciendo a las mujeres, Morana sabe que en México es querida y venerada, por eso en medio de canciones, tequila, y mucho sentimiento, logra dormir plácidamente, trayendo consigo que ese día nadie muere en el planeta porque Morana, el ángel de la Muerte, está enamorada de la vida. photo IMG_0808Copiar_zps980c8f2a.jpg

Estas vivencias de Morana son el eje central de “Las Impertinencias de la muerte”, una fábula o farsa tipo cabaret donde la protagonista es una Catrina en forma de títere, elaborada Carlos Basaldúa, en una producción de Ondina Cabaret/Monocromático Teatro, que nos cuenta sus andanzas en este “globo azul” al que tanto quiere el ángel de la Muerte. photo _MG_0855Copiar_zps1983eeb5.jpg

En tono de comedia, con muchas situaciones de doble sentido, música mexicana, y un fino humor donde intercalan acontecimientos actuales, esta pareja nos recuerda que, al menos en México, el tema de la muerte no debe ser tomado como una tragedia, sino como una parte más de la vida, y que como tal debemos celebrarla, no en vano el 2 de noviembre es una fecha para los mexicanos de gran importancia, principalmente porque la creencia popular es que las almas de los seres queridos que se nos fueron regresan de ultratumba durante este Día. photo _MG_0829Copiar_zps330875d7.jpg

“Las Impertinencias de la muerte” es una pieza que no necesita mucho espacio, como lo demostraron durante su presentación en el 2do Festival de teatro en espacios no convencionales, al escenificarse en una pequeña habitación de la Galería Garros, porque el texto, los movimientos que logra la Morana títere y la interrelación entre los humanos que la acompañan hacen que los espectadores olviden el lugar en que están para deleitarse con las ocurrencias de la “Catrina” y sus compañeros, pasando un momento diferente, con el mensaje de que, al final, la muerte y la vida son similares: ambas son caminos hacia otros estados, o esa es mi Visión Particular.

2 comentarios

  1. Hola. Solo una aclaración, el títere fue creado por mí, Carlos Basaldúa. Por lo demás, la nota está genial, te agradecemos que hayas dedicado tiempo a escribirla. Y las fotos están padrísimas, nos gustaron demasiado. Saludos.

  2. Aclarado. La realización de la catrina títere es de Carlos Basaldúa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: