• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

Hay que hacer teatro para cambiar el alma

“Va a haber una revolución”

El 15 de julio de 1904, en Badenweiler, Alemania, fallece Antón Pávlovich Chéjov, médico, escritor y dramaturgo ruso. Seis meses después, durante una tarde de invierno en 1905, la ciudad de San Petersburgo recibe a una actriz invitada por el grupo de teatro de la localidad. Es Olga Leonárdovna Knipper, viuda de Chéjov, quien intenta dramatizar una escena de uno de los monólogos “El jardín de los cerezos”, pero algo le falta, o más bien, ha perdido la “magia” de la actuación, por lo que ella llama, la “pérdida” de su amado esposo.

 photo IMG_0012Copiar_zps0df75c26.jpg  photo IMG_0037Copiar_zpsdefb58c4.jpg

Mientras sigue intentando ensayar, llegan dos actores de la compañía de teatro, quienes acceden a acompañar a Knipper en su ensayo, pero ella como alumna de Konstantin Stanislavky necesita entrar en situación y encontrarse con su “yo” interno, y aquí comienza un teatro dentro del teatro, porque “El Jardín de los cerezos” da paso al psicodrama, con la representación de escenas de la muerte de Chéjov, porque esa manera de catarsis ayudará a la viuda, pero también sacará lo mejor y lo peor de cada actor, al liberar sus almas dentro del juego teatral.

 photo IMG_0138Copiar_zps0e1c787a.jpg  photo IMG_0229Copiar_zps3b820fae.jpg

“Domingo sangriento”

A la par que los actores representan los últimos momentos de la pareja Chejov – Knipper, afuera del teatro la realidad es otra, porque las tropas están reprimiendo, de manera salvaje, a quienes manifiestan en las calles en contra del Zar para conseguir una mejor calidad de vida. La muerte llega mientras los obreros creen que las tropas del Zar no llegarán a tanto, un error que cuesta la vida de muchos inocentes y genera que otros deban huir de la ciudad para evitar la ejecución o el destierro en Siberia, convirtiendo aquel día en lo que se conoce como un “Domingo Sangriento”.

 photo IMG_0277Copiar_zps5c3b1a05.jpg  photo IMG_0339Copiar_zpsdabc6e3c.jpg

Todas las acciones se suceden frente al río Neva, mientras dentro del teatro, Masha y Aleko sigue ayudando a Olga a redescubrir su esencia de actriz reviviendo los últimos suspiros del fallecido autor ruso.

 photo IMG_0226Copiar_zps8c55d0de.jpg  photo IMG_0461Copiar_zps57ff4193.jpg

Los actores esperan la llegada del resto del elenco, sin saber lo que afuera está sucediendo y esa “intimidad” hace que comiencen a surgir secretos de la compañía, lo que se pudieran llamar “chismes” tras bastidores, pero esa mezcla de fantasía con la realidad surte su efecto, y comienzan a salir las verdaderas personalidades de cada uno de los actores.

Va a haber una revolución

Masha y Aleko relatan lo que ha sucedido tras las puertas del teatro, el asesinato de unos 200 manifestantes y 800 que quedaron heridos, por orden de el gran duque Vladimir Aleksándrovich – tío del Zar Nicolas II – quien ordenó abrir fuego contra la multitud. Algunos logran escapar, entre ellos el padre Gapón, para este suceso hace que dentro del teatro comiencen planteamientos sobre la nobleza y la necesidad de una revolución que acabe con los privilegios tanto del Zar como de todos aquellos que poseen dinero y bienes, para dar paso a una verdadera revolución, donde la anarquía sea la protagonista y el que menos tiene sea realmente libre y pueda decidir su futuro.

 photo IMG_0690Copiar_zpsd3818050.jpg  photo IMG_0508Copiar_zpse56e8d68.jpg

Masha marca su posición política al hacer un monólogo sobre la frivolidad que representa el teatro, las artes y todo lo que se conoce como cultura, mientras hay personas que mueren de hambre y es asesinada por sus ideales, por lo que afirma que vendrá una revolución. Mientras esto ocurre, Aleko y Olga han encontrado una manera de aislarse de todo y en una “mentira” amorosa terminan entrelazados, olvidando lo que sucede a su alrededor, para pasar un tiempo lejos de todo lo que pueda afectarlos.

Neva

Lo relatado anteriormente es la sinopsis de “Neva”, obra teatral del dramaturgo chileno Guillermo Calderón y que se está presentando en el Foro Shakespeare hasta el mes de septiembre en una producción del Grupo Bestias, con la dirección de Paulina Adame.

 photo IMG_0630Copiar_zps6f11ed2d.jpg  photo IMG_0658Copiar_zps717c77a8.jpg

Los actores de este montaje, Bertha Vega, Olga; Christian Diez, Aleko y Miranda Rinaldi, Masha, juegan al teatro dentro del teatro, asumiendo la época en que deben aparentar vivir con las condiciones políticas reinantes, que uno pudiera pensar que están sucediendo en pleno siglo XXI, lo que hace suponer que las realidades históricas se repiten y nada mejor que el teatro para recordarnos esas similitudes.

 photo IMG_0661Copiar_zps0d2178a8.jpg  photo IMG_0435Copiar_zpsc3509e9a.jpg

En un pequeño espacio del Foro Shakespeare, el Teatrino,  en Zamora #7 en la colonia Condesa, los actores representan la obra durante casi 90 minutos, llevando al espectador la concepción de la directora Adame sobre cómo habría sido ese momento de la historia rusa, que entremezcla ficción con hechos reales junto a la reflexión acerca de los sistemas políticos, de vida y la memoria, la subjetividad, emociones, ideas e ideales.

 photo IMG_0530Copiar_zps61bdcf81.jpg  photo IMG_0525Copiar_zps95840f8b.jpg

Los actores se mueven en escena con naturalidad, hay grandes destellos de histrionismo – algunos exagerados – propios de la época del teatro ruso de finales del siglo XIX, que se mezclan con las actuaciones mucho más sentidas, íntimas y “cómplices” cuando dejan de representar “personajes” y pasan a ser Masha, Aleko y Olga, logrando un efecto que separa aquello que representan con lo que son en realidad: seres humanos con fantasías, aspiraciones, y frustraciones.

 photo IMG_0375Copiar_zpsc7d05d94.jpg  photo IMG_0395Copiar_zpsb9a3dae0.jpg

Lo que habría que recomendarle al Foro Shakespeare es que mejoren sus sillas, porque estar sentados 90 minutos en esas asientos de madera es realmente un “suplicio” por más interesante que sea la obra.

 photo IMG_0118Copiar_zpsa5ff2dad.jpg  photo IMG_0068Copiar_zpsf3eb1690.jpg

Para quienes gustan del teatro “Pirandeliano” donde se entrecruzan la realidad con la fantasía, o donde los personajes son más que lo que interpretan, “Neva” es una alternativa interesante que pueden apreciar los viernes a las 8 y 30 de la noche, porque tanto el teatro como en la vida las actuaciones pueden cambiar las almas, o esta es mi Visión Particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: