• Perfil

  • Categorías

  • Archivos

  • Visitas

    contador de visitas para blog
  • Consummatum est

  • Mirada Teatral

Mucho ayuda el que poco estorba

La imposibilidad de pagar tarifas de servicios y de alquiler son malas juntas a la hora de tener un espacio teatral y lamentablemente no siempre se resuelvan las situaciones de la mejor manera, como le sucedió a las salas El Crisol y Café Müller Club de Danza, fundados en 2002 y 2012, que anunciaron que bajarán los telones en ambos espacios… Pero afortunadamente, no todo está perdido y cuando se cierra una puerta, se abre una ventana… o una Sala.

Como dice una refrán popular, bastante en juego, “cuando escuchas a Arjona muere una neurona”, igual se puede decir del teatro, porque cuando se cierra un espacio, la colectividad deja de tener un lugar para la cultura.

Por eso, cuando desde el Instituto Nacional de Teatro informaron que el Consejo de Dirección del INT, en su última reunión del viernes 16 de diciembre, en Acta Nº 517, se aprobaron propuestas presentadas para la compra de salas teatrales un rayo de luz y de alegría se respiró en el mundo teatral de Argentina.

Y entre esas propuestas, una de favorecidas está en Jujuy, las otras están en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) con las salas El Crisol (lo que evitaría el cierre anunciado inicalmente) y Fandango Teatro,  que hará posible que la Provincia cuente con una nueva sala para el teatro independiente. Se trata de la Sala Kuntur – en la población de Tilcara y que fuera manejada antiguamente por el músico Gustavo Patiño – y que con una puntuación de 5,15 (cinco con quince) es un proyecto viable de acuerdo al Jurado nacional de calificación de proyectos, integrado por:  Moreira Cristina, Lábatte Beatriz, Tossi Mauricio, Werlen Carlos, Bendersky Gustavo y Ogás Puga Gisela, quienes aprobaron la solicitud por  $ 3.375.000, presentada por los impulsadores del proyecto, de acuerdo al Acta N° 118 del 14/12/2016, acta utilizado como anexos, a su vez, de la mencionada Acta N° 517.

Estas tres nuevas salas se suman “a los siete espacios teatrales cuyos subsidios para compra fueron aprobados en el mes de noviembre, entre los que se encuentran teatros de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Salta y Chubut”, según el comunicado del INT.

Pero no saquemos aún el champagne para celebrar esta nueva sala de teatro independiente de Jujuy, pues ya desde el Consejo de Dirección del Instituto Nacional del Teatro salieron las primeras trabas para torpedear esta decisión del Jurado, pues la representante Provincial de Entre Ríos: María Francisca D’ Agostino manifestó su desacuerdo con estas propuestas de compra de Sala o Espacio de Teatro Independiente, pero “propone la aprobación de los subsidios de equipamiento de salas y grupos en su totalidad, para equilibrar una distribución  presupuestaria entre las regiones”, de acuerdo al acta Nº 517  ya mencionada, mientras que el representante de la Región NEA, Marcelo Padelin, manifestó estar “en contra de ambas propuestas por considerar la evaluación de los jurados, que dispuso como “no recomendable” el proyecto de compra para esas salas”. Sin embargo, en el anexo 3 de esta acta no se menciona que no sean “recomendables” las compras de las salas, ya que todas tienen una calificación por encima de los 5 puntos, si bien la de Jujuy apenas supera esa cifra, pero en el documento del jurado aparece que el informe del perito considera viable los proyectos.

Al final “el Consejo de Dirección, por razones de oportunidad, mérito y conveniencia y en virtud de los recursos presupuestarios existentes, aprueba los subsidios para  “Compra de Salas o Espacios de Teatro Independiente”, cuyos peritajes han sido viables, y las calificaciones hayan sido superiores a 5 puntos de acuerdo al orden de mérito establecido por el Jurado Nacional, que se detallan en Anexo Nº 3“. Se anota en el acta que por la moción de la consejera María Francisca D’Agostino votan a favor: María Francisca D’Agostino y Marcelo Alejandro Díaz, uno de los representantes del Quehacer Teatral Nacional.

Pero si este fue el primero escollo u obstáculo que debieron sortear quienes aspiran a tener una sala para el teatro independiente, el siguiente estaría en las redes sociales.

El mensaje que muchos de los que hacen vida teatral en Jujuy recibieron (vía whatsapp y Facebook) fue el siguiente: “Estamos haciendo firmar un nota que presentaremos al INT (Instituto Nacional de Teatro) en oposición al otorgamiento del subsidio de compra de KUNTUR, estará para que la firmen en San Martin 909, oficina a la calle, tienen q pasar HOY entre las 10:00 y las 17:00. Pregunten por Sandra Rueda. Firmar HOY para ser presentada mañana!!.  Se le está otorgando el máximo subsidio de sala teatral ($3.375.000) a Mónica Yuste y Gonzalo Morales (ex funcionario de cultura) para comprar Kuntur en Tilcara careciendo totalmente de transparencia y sin cumplir con los requisitos para el otorgamiento. Se realizó una nota de descargo que necesita el acompañamiento de todos los teatreros y artistas jujeños. Sería de muchísima colaboración y solidaridad que se sumen con su firma y lo difundan a sus artistas amigos!”.

De entrada hay dos elementos que llaman la atención: El primero de carácter político, ya que se hace referencia a la condición de ex funcionario de cultura de Morales y el segundo punto es que hay una imprecisión al señalar que se está “careciendo totalmente de transparencia y sin cumplir con los requisitos para el otorgamiento”, lo que si releen estas líneas verán lo que menciona el acta N°517 del 16 de diciembre del 2016.

En este mensaje se menciona que una de las involucradas en la recolección de las firmas es Sandra Rueda y como no la conozco recurrí a quienes tienen más tiempo y vida activa teatral en Jujuy y la respuesta es que ella está ligada a Silvina Montecinos y Juan Villegas, de la red de salas de La Quebrada, pero que no poseen salas. Además, me dijeron, que ellos le hacen – aunque no me dijeron por qué – la guerra al Centro Andino para la Educación y la Cultura (CAPEC) (que dirige Susana Moreau) y – además – que ellos no presentaron ningún proyecto al INT.

De Mónica Yuste tengo un gran respeto por lo que hizo en el 2016 con el Festival Relevos, donde se vio trabajo intenso para lograr presentar obras internacionales de teatro de gran factura, acompañado de mesas de trabajo y ponencias que sirvieron para que los teatreros y publico de Jujuy tuvieran una agenda variada en esa semana del encuentro escénico.

Tal vez en lo que puedan tener razón quienes se oponen a que la pareja Yuste/Morales gestionen esta sala en Tilcara es que no tienen experiencia manejando salas independientes de teatro y aún así se les otorgó el monto total de lo solicitado. Sin embargo, nadie nació aprendido y esos que se quejan parece que – como dice el refrán- “ni lavan, ni prestan la batea”, entonces ¿Podemos darle un voto de confianza a estos gestores culturales y ver lo que harán con la Sala?

Aunque estamos hablando de dineros públicos, por lo que siempre hay que estar atentos y vigilantes al uso que se le da, ya que ese recurso no es un regalo sino que habrá que dar respuestas y hacer evaluaciones sobre su manejo, creo que también es importante, recordando las dos salas teatrales del principio que debieron cerrar sus puertas, celebrar que existe la posibilidad de un nuevo espacio teatral. Ahora toca pensar en la organización, en asumir compromisos, para que se logren nuevas fuentes de trabajo para los artistas de Jujuy, facilitando, además, la circulación de espectáculos. Recordemos que, como dice el título de este artículo, Mucho ayuda el que poco estorba, o esa es mi Visión particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: